Archivo de artículos

PROPUESTA DE GASTO EN LOS CONTRATOS MENORES


 
  
 
 
 

Tema 3.-Contratos menores y Responsable del Contrato.-La tramitación del "contrato menor" no se reduce a la aprobación del gasto y la factura. Es algo más complejo. Por eso, la figura del Responsable del Contrato, es de suma importancia en esta modalidad contractual.

Por Emilio Menéndez Gómez, Interventor y Auditor del Estado


Los “contratos menores” son una modalidad contractual, no un procedimiento de adjudicación, que ya estuvieron regulados por la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas (Año 2.000), y que consideraba como tales aquellos contratos de las administraciones públicas cuya cuantía no excediera, en aquellos momentos, de 12.020, 24 euros.
 
El actual Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público considera “contratos menores” aquellos cuya cuantía sea inferior a 18.000 euros, IVA excluído /suministros y servicios), o a 50.000 euros, IVA excluído (obras), habiendo incrementado, el legislador, sustancialmente su cuantía respecto a las regulaciones anteriores.

Texto Refundido de la Ley de Contratos Sector Público, aprobado por Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre.


 “Contratos menores.-Se consideran contratos menores los contratos de importe inferior a 50.000 euros, cuando se trate de contratos de obras, o a 18.000 euros, cuando se trate de otros contratos, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 206 en relación con las obras, servicios y suministros centralizados en el ámbito estatal.” (Art. 138.3 Ley Contratos Sector Público)
NOTA.-Estas cuantías, 18.000 ó 50.000 euros, son importes IVA excluído, lo que en la terminología contractual se denomina "valor estimado". 

Los gastos derivados de los contratos menores, para que sean legales en el ámbito administrativo, requieren, como todo gasto, su previa aprobación por el Órgano de contratación para que puedan surtir efectos frente al Contratista y éste pueda exigir, posteriormente , el cobro de la prestación.

Las  Administraciones Públicas,  para poder celebrar un contrato, previamente tienen que tramitar el correspondiente expediente, también en el caso de los contratos menores, por la sencilla razón de sin expediente no se puede tramitar absolutamente nada en las Administraciones públicas, y menos la “aprobación del gasto” que exige el legislador, acto del órgano de contratación que ha de preceder en el tiempo a la ejecución de la prestación (obra, servicio o suministro), lo contrario sería poner el carro delante los bueyes.

En efecto, el legislador sólo exige, en el expediente a tramitar en los contratos menores “la aprobación del gasto”, pero es que a la misma la ha de preceder la elaboración del correspondiente expediente de contratación a que hace referencia el propio art. 111.1 de la ley (Art. 109.1 y 2 Ley Contratos Sector Público), por pequeño y corto que sea.

“Expediente de contratación en contratos menores.-1. En los contratos menores definidos en el artículo 138.3, la tramitación del expediente solo exigirá la aprobación del gasto y la incorporación al mismo de la factura correspondiente, que deberá reunir los requisitos que las normas de desarrollo de esta Ley establezcan. 2. En el contrato menor de obras, deberá añadirse, además, el presupuesto de las obras, sin perjuicio de que deba existir el correspondiente proyecto cuando normas específicas así lo requieran. Deberá igualmente solicitarse el informe de supervisión a que se refiere el artículo 125 cuando el trabajo afecte a la estabilidad, seguridad o estanqueidad de la obra” (Art. 111 Ley Contratos Sector Público)
“Adjudicación contratos menores.-Los contratos menores podrán adjudicarse directamente a cualquier empresario con capacidad de obrar y que cuente con la habilitación profesional necesaria para realizar la prestación, cumpliendo con las normas establecidas en el artículo 111” (Art. 138.3 Ley Contratos Sector Público)
NOTA.-El legislador dice: "PODRAN",  no dice  "deberán". Es decir, sólo los gestores corruptos se agararran, como a un clavo ardiendo, a la adjudicación directa. El buen gestor, auténtico paterfamilias, solicitará tres ofertas, y publicará dicha solicitud en su "perfil de contratante",  por si hubiera algún Contratista con otra "oferta económica más ventajosa".


Propuesta de Gasto en los "contratos menores"
Pues bien, ese expediente no es más que una simple “Propuesta de gasto (AD)”, que ha de firmar el proponente del gasto, documento en el que deberá dejarse constancia de los siguientes extremos:

-Del motivo o causa de la necesidad del tramitar el contrato menor, de lo que se dejará constacia en la correspondiente memoria justificativa, haciendo constar en la misma que el expediente que se tramita hace referencia a la TOTALIDAD del objeto del contrato menor, es decir, que no se fracciona. Y que su duración no será superior al año / Art. 23.3 Ley Contratos Sector Público)
-Certificado de existencia y retención de crédito (RC), expedido por la correspondiente Oficina contable.
-Solicitud de tres ofertas por medio de fax, correo electrónico, carta…, previa publicación de esta minilicitación en el “Perfil de contratante”, aunque esto no lo exija el legislador. Lo exige el principio de transparencia.
-Datos del Contratista seleccionado, justificando su capacidad de obrar y que cuenta con la habilitación profesional necesaria para realizar la prestación (obra, servicio o suministro) (Art. 138.3 Ley Contratos Sector Público), importe en el que se le adjudica el contrato menor, y forma de pago, previa presentación de la correspondiente factura por el Registro de Entrada del órgano de contratación.
-Propuesta de designación del “Responsable del contrato” (Art. 52.1 Ley Contratos Sector Público)

Pues bien, toda esa información que ha de contener el expediente de contratación, en el caso de los contratos menores, se puede volcar en el documento que, en la Administración General del Estado,  se denomina  "Propuesta de Gasto", con forma de carpeta para almacenar la documentación justificativa que debe acompañarla, pudiendo tener el siguiente formato:


Texto Refundido de la Ley de Contratos Sector Publico, aprobado por Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre.





Publicado por Alejandro Mon