Archivo de artículos

LA UGT-LOS CURSOS DE FORMACIÓN SUBVENCIONADOS POR LOS CONTRIBUYENTES-ROBO Y SAQUEO DE FONDOS PUBLICOS

Los cursos de formación para desempleados son auténticos " contratos de servicios" que deben licitarse y adjudicarse de acuerdo con lo establecido en la ley de contratos de las administraciones públicas. Este procedinmiento es fundamental para potenciar a los empresarios autonomos dedicados a la docencia.

Su adjudicación directa a patronal y sindicatos, con el agravante de las subveniones públicas, es de todo punto ilegal siendo culpables los gobiernos que se los adjudican bajo la inadmisible justificación de la "paz social", ya que la utilización fraudulenta de las subvenciones conduce, inevitablemente a la malversación de fondos públicos.


Antonio Retamino (a la derecha con el puño en alto) flanquea a Cándido Méndez
UGT y CC OO se meten a empresarios y hacen negocio en el sector privado

Las centrales participan y dirigen un entramado empresarial, toda una red de compañías creada a medida de sus afiliados. Los sindicatos cuentan con 2,2 millones de militantes.

Formación
La formación, un mercado muy vinculado al mundo laboral, también se ha convertido en sector estratégico de muchas de las empresas de los sindicatos.
Es el caso de Formación 2020, empresa de la que llegó a ser vicepresidente Antonio Retamino, el tesorero de UGT, la Escola deFormació SindicalEscola de Formació Sindical el Fòrum deFormació i Edicions de Catalunya, una pequeña empresa dedicada a perfeccionamiento profesional y educación no superior, en la que Monell i Lliro ha ocupado todos los puestos de responsabilidad. Todo ello sin olvidar el IFES.

Los responsables de los sindicatos Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CC OO), muchos de los cuales forman parte de los consejos de administración de empresas públicas estatales y autonómicas de gran peso –como Renfe o Caja Madrid–, también participan y dirigen numerosas empresas.

Alrededor de las centrales sindicales se ha creado un entramado de compañías, la mayoría relacionadas con actividades cercanas a los sindicatos, en las que están representadas en el accionariado y en las áreas de decisión.

El negocio es sencillo. Ellos constituyen sociedades o participan en empresas ya creadas que prestan servicios como seguros, ediciones, actividades sociales, de formación o de gestión de viviendas... Áreas demandadas por los trabajadores y los militantes sindicales.
 


Con las cuotas y las ayudas estatales y autonómicas se crean y gestionan las empresas que finalmente darán unos servicios a los afiliados a un módico precio.
Una vez generada la oferta, los afiliados se convierten en los principales clientes. El negocio es redondo. UGT y CC OO, de forma conjunta, cuentan con cerca de 2,2 millones de afiliados —uno de cada 17 españoles mayores de edad—. Éstos pagan por su afiliación 10,5 euros mensuales, lo que supone unos ingresos por cuotas para los sindicatos superiores a los 20 millones de euros mensuales. Estos recursos sólo suponen una parte del total, ya que la mayoría vienen de las subvenciones públicas.



La UGT de Méndez se financia con fondos para la formación


Nicolás Redondo lo gestó hace 27 años para dar formación a trabajadores y parados y Cándido Méndez lo ha convertido en una vía de financiación del sindicato alimentada con subvenciones públicas.Se trata del Instituto de Formación y Estudios Sociales, conocido por sus siglas IFES. Dicho de otra manera, un grupo empresarial, etiquetado bajo el calificativo de fundación cultural privada, que se alimenta de dinero público y de los ingresos del negocio de dos empresas filiales relacionadas con la formación.

El mecanismo es el siguiente. UGT solicita subvenciones para formación y contrata los cursos a esa fundación, de la que espropietario en un 100% el sindicato. A su vez, la organización sindical dispone de dos filiales, dependientes del instituto, que usa para comprar y vender el material didáctico que emplean los alumnos y alquilar los locales donde se imparten las clases.

Hasta aquí, todo correcto, si no fuera porque UGT debe 23,3 millones de euros al IFES, gestó un patrimonio de 13,21 millones a través de esas dos filiales y tiene a su tesorero ocupando el cargo de secretario del IFES.

SIGUE  LEYENDO …


UGT manipula los concursos para quedarse con las ayudas

 

Los secretarios generales de UGT y de CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo programando cursos de formación para desempleados.

 (Siempre están juntos ¿Por qué será?)


FINANCIACIÓN SINDICAL ILEGAL DE LA UGT

La subvención siempre queda en manos del sindicato a través del IFES

UGT manipula los concursos para quedarse con las ayudas.


Pide a empresas amigas que presenten ofertas más altas para beneficiar al IFES

El instituto fracciona factura cuando el importe supera los 50.000 euros


"Te remito nuestro presupuesto, el cual les puede servir de referencia. La fecha de presentación de presupuesto tiene que ser mediados de junio de 2011 y la cantidad presupuestada en cada curso superior a la que figura en IFES". Ésta es la transcripción de un correo electrónico, al que tuvo acceso este diario, que el responsable de una dirección territorial del Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES), propiedad de UGT, envió a uno de sus empleados para que buscara dos centros de formación que compitieran con el instituto para conseguir subvenciones. La única condición es que esos centros debían aportar un presupuesto "superior" al presentado por el IFES.

El motivo es obvio. La Ley General de Subvenciones, en su artículo 31.3, obliga al beneficiario de las ayudas - UGT, en este caso - a solicitar como mínimo tres ofertas de diferentes proveedores cuando el coste de la actividad formativa que se solicita supera los 30.000 euros. Es más, condiciona también el gasto subvencionable de suministro de bienes de equipo o prestación de servicios por empresas de consultoría, fijándolo en 12.000 euros. En caso de que la subvención necesaria supere esas cantidades, el organismo beneficiario debe buscar el presupuesto más económico.


UGT se queda por sistema con el 19% del dinero para cursos de formación

IFES: Instituto de Formación y Estudios Sociales, fuente inagotable de recursos financieros para la UGT y un profesorado incompetente.

 El sarcasmo de los cursos supersubvencionados de UGT

·El sindicato recibe un 15% de la subvención y el propio instituto otro 4%

·       UGT disfraza como 'coste asociado' una comisión que en 2012 ascendió a 9 millones

· El catálogo incluye cursos de risoterapia, control de estrés, paquetería creativa, arte floral...


Curso número 99 del Plan Estatal de Formación Continua de Comercio correspondiente al año 2011: Corte y cata de jamón. Organiza el Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES) por encargo de UGT. Duración: 30 horas; coste total subvencionado: 5.850 euros.

Atendiendo al planning de costes que marcó para este curso el instituto, al que ha tenido acceso este diario, y que distribuyó entre el personal encargado de organizar el citado ciclo formativo, el sindicato se queda con un máximo del 15% de esas ayudas, en concepto de "coste asociado" a la organización del curso, mientras que IFES se embolsa un 4% de la subvención. Dicho de otra manera, un total del 19% del dinero público que llegó para esta actividad se quedó en manos de UGT, ya que la central, a su vez, es propietaria del 100% del instituto.
Méndez y Toxo metidos a empresarios, aunque no figuren como tales en las listas de Hacienda. Las centrales sindicales, verdaderas empresas que no tributan poer el impuesto de sociedades, ni están dadas de alta en el IAE, participan y dirigen todo un entramado  empresarial fraudulento.

En concreto, el sindicato se cobró un total de 1.111,50 euros del valor del curso. Es decir, empleó ese dinero para financiar los llamados "costes asociados de la actividad formativa". La orden ministerial que establece las bases para la concesión de subvenciones públicas destinadas a formación profesional para el empleo -orden del Ministerio de Trabajo, fechada en marzo de 2008- engloba entre esos costes los ocasionados por la luz, el agua, la calefacción, mensajería, correo o vigilancia que suponen realizar el curso.


Cándido, contraatacado
Lo que no puede ser es que se subvencionen, a patronal y sindicatos, los “cursos de formación” a los desempleados, ya que esos “cursos de formación” los encuadra la ley de contratos de las administraciones públicas dentro de los denominados “CONTRATOS DE SERVICIOS”, cuya ADJUDICACIÓN requiere, previamente , la correspondiente LICITACIÓN por parte del Estado y por parte de las Comunidades Autónomas ,como poderes adjudicadores. Lo contrario es ilegal.

El periódico El Mundo se equivoca al encuadrar los “cursos de formación” en la ley de subvenciones. 
Grave error del periódico El Mundo.

Finalmente, no ha podido evitarlo. Cándido, embravecido, considera que desenmarañar las entrañas de sus fondos de formación es atacar "al movimiento sindical". Así, en su conjunto. Porque él encarna los derechos de los trabajadores. Para eso lleva 24 años liderando la UGT. Para protegernos a todos.

Del mismo modo que publicar que los GAL se nutrían de los fondos de Interior era hacerle el juego a ETA, o que dar cuenta de los despistes fiscales de la familia Pujol era ofender al pueblo catalán, desvelar cómo UGT compensa su balance con las saneadísimas cuentas de su fundación de formación atenta contra la defensa del proletariado. Clarísimo.





En el comunicado adjunto pueden leer la extenso nota en la que UGT niega acusaciones que no ha recibido y rechaza aclarar las que sí. Además, califica las exclusivas de este periódico como «la campaña más feroz que se recuerda contra la UGT en toda la democracia». 



Es curioso que, antes de que EL MUNDO publicara sus "cerca de 15 portadas" sobre sus escándalos, los sindicatos mayoritarios figuraran ya entre las organizaciones más desprestigiadas para los españoles, según el CIS. Entremos en harina.








Publicado por Alejandro Mon

UGT-ASTURIAS:UN SEÑORITO PURGA A LOS CRITICOS



No solo en Andalucía tiene problemas y una seria crisis interna UGT. Aunque la situación no es comparable, en Asturias el sindicato socialista se ha visto envuelto en los últimos meses en serios problemas judiciales, denuncias y fuertes críticas de sectores críticos y disidentes que fueron purgados por la cúpula del sindicato. La época dorada, cuando llovían millones al sindicato de los cursos de formación, ha dado paso a una crisis interna que ha llegado a provocar un ERE en UGT-Asturias que enfrentó en los tribunales a la dirección ugetista y a sus trabajadores. La Justicia dio razón a los empleados y utilizó una comprometedora grabación que hizo el presidente del comité de empresa al secretario general, Justo Rodríguez Braga. La sentencia ya es firme porque no fue recurrida. El presidente del comité, el abogado Carlos Suárez Peinado, acabó abandonando el sindicato.

SIGUE LEYENDO …

Justo Rodríguez Braga: “Tenemos demandas por una mierda de dinero que me limpio el culo con él” .


La Justicia derribó este verano el ERE que UGT-Asturias aplicó a casi toda su plantilla de 70 trabajadores y condenó a su secretario general, Justo Rodríguez Braga, por amenazas y presiones al presidente del comité, Carlos Suárez Peinado. Entre las pruebas que Suárez Peinado aportó al juez, está la transcripción de una conversación que mantuvo con Rodríguez Braga, que le reprocha una supuesta deslealtad por declarar en demandas contra el ERE interpuestas por trabajadores del sindicato. Suárez Peinado, uno de los abogados de UGT-Asturias, es hijo de un ugetista mierense.

SIGUE LEYENDO

Sueldos clandestinos en UGT-Asturias.

 
 
Uno de los misterios de la UGT asturiana es lo que ganan los nueve miembros de su ejecutiva. El sindicato se negó a facilitar estas cifras a esta revista a pesar de que Rodríguez Braga dice que “nuestras cuentas son totalmente transparentes”. Solo informa que sigue cobrando como trabajador de Arcelor, a lo que habría que sumar las dietas que le proporciona el sindicato, que según el propio Rodríguez Braga se redujeron en un 30%. No obstante, justifica su existencia porque “hay unos mínimos que hay que atender, la comida, la gasolina… de los que dedican su tiempo libre y su esfuerzo al sindicato”. Rodríguez Braga lleva más de una docena de años en la secretaría general y prácticamente un cuarto de siglo como liberado.

SIGUE LEYENDO …

«Casting»: Justo Rodríguez Braga, señorito.

«—¡Matías! ¡Aquí!»Un paisanín ruinucu, afogáu, dobláu, servil, acude a la carrera.»—Dígame, señorito.»—¿Esto qué ye, ho?, ¿un tentaderu o una cuadra del monte? —interroga, retóricu, Evelio Uría de la que revuelve, col fierru de marcar el ganáu, un matu d’ortigues que crez contra’l corralón redondu—. ¡Llímpiame esto cagando leches!»—Sí, señorito. Voi pola esbrozadora.»—¿Qué esbrozadora nin qué mi puta madre? ¡Arríncales a puñaos! ¿Nun ves que ya lleguen?
 

El sindicalista señorito y dictador

»Tres coches vienen llevantando polvu pel camín que lleva a la entrada la finca.»Matías arrodíyase desafiando l’artrosis. Cuspe nes manes, como si tuviere’l don de producir una baba solidificable en látex protector. Écha-yos mano a les ortigues. Engrífase-y la cara col dolor.»Evelio Uría, el patrón, ignóralu. Mira pal cielu nubláu, y nun ye por valorar les posibilidaes de que les nubes suelten agua: hai que dar apariencia de desinterés a los que lleguen, una displicencia calculada: l’amu ye l’amu. Descuelga’l puru de la boca y sescude la ceniza, que desciende, benedicente, enriba la calva humillada de Matías.»

SIGUE LEYENDO …





Publicado por Alejandro Mon