Archivo de artículos

MENUS ESCOLARES: AYUNTAMIENTO DE OVIEDO: ¿MALA CALIDAD? RESPONSABLE LA CONCEJALA DE EDUCACION, NO LA CONTRATA


El Ayuntamiento de Oviedo, la concejala de Educación, Inmaculada González, abre expediente a empresa de catering Cook, la empresa que elabora y sirve los menús escolares a más de 2.000 niños de sus centros escolares, alegando que ''los menús son escasos y poco atractivos, no se sirve carne de ternera, y que faltan cuidadores''.


Si bien eso es cierto, en los concursos de licitación, en el expediente de contratación que el Ayuntamiento tiene que tramitar previamente, establece las prescripciones técnicas: es decir, tipo de menús a suministrar por la empresa que, a resultado dela licitación, resulte adjudicataria, en este caso, el ratio de cuidadoras por niño, y los parámetros nutricionales a seguir para la elaboración de los menús (eliminación de fritos y alimentos con grasas saturadas, patatas fritas solo un día a la semana, eliminación de los menús de platos asturianos como el pote o la fabada debido al compango, fruta de postre cuatro días a la semana y lacteos un día a la semana natural y sin azucar, etc.).


Estos parámetros los establece la nutricionista del propio Ayuntamiento, que es, además,  la responsable de la aprobación final de los menús,  antes de que se hayan de comenzar a servir a los escolares.


No nos engañemos, el hecho de que los menús de este año, más propios de una residencia de la tercera edad que de colegios escolares públicos, no contengan las kcal necesarias para el rendimiento de los niños y de su adecuada salud, que estos no se coman las verduras de acompañamiento tan poco atractivas, y salgan a las 16:00 horas de los colegios públicos ''muertos de hambre'' y, por tanto, desnutridos, es responsabilidad directa y única del Ayuntamiento.



Inmaculada González, concejala de Educación del Ayuntamiento de Oviedo.

Me parece una inmoralidad que la concejala de Educación, Inmaculada González, en la rueda de prensa, diga a estas alturas del curso que "sí se han detectado que faltaban al menos tres cuidadoras para cumplir con la ratio exigida de personal en comedores escolares, que a los niños se les sirven platos que no comen en su casa como fabada con repollo, y que algunos de los menús no son atractivos para ellos". …"de solicitar a los servicios sanitarios del Ayuntamiento la visita e inspección de todos los centros y a los servicios jurídicos el estudio del informe que se emita sobre este asunto, para concluir la rueda de prensa diciendo que no descarta posibles sanciones a la concesionaria Cook.

Esta concejala parece ignorar que el contrato de catering, adjudicado a Cook, lleva aparejada la obligación del órgano de contratación, es decir, del Ayuntamiento de Oviedo, de asumir la dirección de la prestación del servicio, es decir, de que haya un “responsable del contrato” dependiente y nombrado por el órgano de contratación, cuya misión es controlar e inspeccionar de forma continuada que la prestación del servicio se ejecute de acuerdo con lo contratado: pliego de cláusulas administrativas y pliego de prescripciones técnicas particulares. Y, la primera responsable de este desaguisado denunciado por los padres de los niños es ella:Inmaculada González, que, por lo que se ve, no ha ejercido ese deber de vigilancia que le impone la vigente normativa contractual. Claro que, es probable, que ni se la sepa.

Por otro lado, parece ser que los menús se elaboran por la empresa de catering Cook en base a los dictados de la nutricionista del Ayuntamiento de Oviedo que, previamente a su elaboración, ha de dar el ok a los mismos. Por lo tanto, la segunda responsable de este posible desaguisado en los menús escolares es la nutricionista del Ayuntamiento, que impone sus órdenes al contratista, limitándose el mismo al estricto cumplimiento de las órdenes recibidas.

¿La nutricionista del Ayuntamiento explicando los menús escolares sin grasa...producción ecológica ...?
Lo primero es dar de comer bien ... luego lo ecológico ...

Es cierto que el contratista asume el contrato a su “riesgo y ventura”, pero las interferencias del órgano de contratación, a través del, parece ser, inexistente “responsable del contrato” (Concejala de Educación, Inmaculada González), deben ser claras y concisas, y la empresa se limita a confeccionar los menús que le impone la nutricionista del Ayuntamiento, que es la que los prueba previamente y les da el correspondiente ok. No se puede ser tan cínicos ...

Nota de prensa totalmente inapropiada
La responsabilidad de este desaguisado con nuestros niños, como se ve, es única y exclusiva de la concejala  de Educación, Inmaculada González, "Responsable del contrato", aunque no ejerciente por lo que se ve, y, como no, de la nutricionista  del Ayuntamiento de Oviedo, adscrita a la Concejalía de Educación, que no cumplen con sus obligaciones contractuales con el contratista. Es a ellas, y al órgano de contratación, a quienes hay que sancionar, no al contratista que cumple estricta y escrupulosamente con las órdenes recibidas.

Pliegos de Prescripciones Técnicas para la contratación de los servicios de catering en los comedores escolares de Asturias:



Oleada de quejas por la comida escolar en Oviedo

Comedor escolar

Los padres denuncian "irregularidades" en los platos que elabora la empresa para los colegios públicos del municipio porque sus hijos "se quedan con hambre".

Sin embargo, un buen número de colegios de la ciudad denuncian que la calidad de la comida recibida ha empeorado desde el curso anterior. "Dan pescado lleno de espinas a los más pequeños, han eliminado la ternera y llevan el menú a los centros un día antes de servirla a los niños en el comedor". Para Susana Pérez y Laura Blanco, dos madres del Baudilio Arce, ésos son sólo algunos de los problemas detectados en los últimos meses.


Los padres denuncian irregularidades en los menús escolares de los colegios públicos del municipio y cuestionan la calidad de las comidas que elabora la empresa de catering Cook, contratada por el Ayuntamiento. La presencia de espinas en el pescado, la ausencia de carne de ternera en la oferta alimentaria y unos platos fríos o excesivamente recalentados que llegan a la escuela el día antes de servirlos en la mesa llevan a que, según las familias, "los niños se queden con hambre". Así lo aseguraron algunos padres que acudieron ayer a una reunión convocada a instancias del Consistorio y el Principado en el auditorio Príncipe Felipe para informar sobre la alimentación en los comedores. Los asistentes criticaron la ausencia de los representantes de la empresa de catering, que no aparecieron por allí. Sí lo hizo la jefa del área municipal de Educación, Ana Antuña; Carmen Mosquera, de la Consejería de Salud, y Mariluz García, de la Consejería de Sanidad.

La sala se llenó de padres y directores del Baudilio Arce, Buenavista I y II, Dolores Medio, Fozaneldi, Poeta Ángel González y Carmen Ruiz-Tilve.

Todos habían recibido una misiva en la que se les emplazaba a analizar y discutir el menú escolar actual. Y nada más empezar la reunión, comenzó la controversia. Una madre cortó por lo sano el discurso de Mosquera sobre el aporte nutricional de las proteínas, las verduras y la fruta. "Perdone, pero no vengo aquí a recibir una lección de cómo hay que comer, vengo porque estoy preocupada por las irregularidades que observo".

Susana Pérez no estaba dispuesta a que su hijo volviera a pedirle un plato de comida nada más salir del comedor del Baudilio Arce. "No entiendo qué está pasando y quiero que me lo expliquen", añadió con el plan de menú semanal en la mano, que previamente le habían entregado en la entrada.



Los servicios sanitarios municipales del Ayuntamiento de Oviedo reforzarán la inspección de los menús escolares ante las quejas de los padres, según ha confirmado este martes en rueda de prensa la concejal de Educación, Inmaculada González.

Colegio público Veneranda Manzano

La edil municipal ha explicado que, tras las quejas sobre supuestas irregularidades en los menús escolares de los colegios públicos del municipio por parte de algunos padres, el Ayuntamiento de Oviedo convocó y mantuvo este lunes una reunión en la que estuvieron presentes representantes de ocho de los nueve centros convocados, expertos en Nutrición o la Jefa de Servicio del área de Educación en el consistorio, entre otros.



Las quejas se refieren a la calidad y cantidad de las comidas que elabora la empresa de catering Cook, contratada por el Ayuntamiento, y que atiende, según estimaciones de la edil "a unos 2.500 escolares entre Infantil y Primaria".


González ha explicado que el próximo día 26 se llevará cabo una segunda reunión con los otros nueve centros restantes para analizar la situación de todos los colegios ovetenses con los que trabaja Cook.


Comer en los colegios públicos cuesta entre 0 y 8 euros al día

Un menú escolar ¿Bueno? ¿Malo?

PRESENTAR QUEJAS, RECLAMACIONES O SUGERENCIAS SOBRE LOS SERVICIOS DEL COMEDOR ESCOLAR

Unos mil niños han estrenado los comedores de los 13 colegios públicos de Santiago este curso, y la cifra crecerá en octubre. El precio del menú oscila entre los 0 euros para quienes cuentan con las becas que concede Educación o se benefician de prestaciones sociales; y los 8 euros que se abonan por usar algún día suelto el del López Ferreiro.


Hay cinco modelos de gestión y siete situaciones diferentes previstas para este curso. En el Ramón Cabanillas, Quiroga Palacios, Apóstolo Santiago, Raíña Fabiola, Fontiñas, Monte dos Postes, Vite, Roxos y Lavacolla la gestión es del Concello y la comida la sirve una empresa de cátering. Estos nueve centros tendrán dos situaciones este curso: este mes les atiende la misma empresa del curso pasado, y a partir de octubre será relevada previsiblemente por Serunión, la misma que atiende el servicio del Pío XII desde hace varios años, y que ha sido propuesta como nueva concesionaria hace unos días.



Los colegios sevillanos dan de comer a 21.000 niños con pocos recursos

Formalizar una situación que ya se produce. El decreto de exclusión social anunciado por la Junta la semana pasada, entre cuyos puntos destaca garantizar tres comidas en el colegio a los hijos de las familias más necesitadas, viene a reconocer un problema que se vive desde hace varios años en los centros educativos de la provincia de Sevilla, donde el equipo directivo y los docentes intentan hacer frente a la carencia que muchos menores sufren en la actualidad ante la merma de recursos económicos en sus hogares.

Un decreto necesario pero que llega tarde. Así podía definirse la normativa que aprobará el Gobierno andaluz y que tantas suspicacias ha levantado dentro y fuera de la comunidad autónoma. En la provincia sevillana los datos revelan que cada curso son más los alumnos que necesitan este servicio no ya para conciliar la vida laboral y familiar de sus padres, sino para asegurar que podrán comer algo durante el día. Desde algunos sindicatos, incluso, se llega a hablar de "hambruna infantil" en una sociedad que hasta hace poco presumía de bienestar social.

Si se atiende a las cifras, en la provincia de Sevilla durante el presente curso 41.663 usuarios se benefician del comedor escolar, un servicio que prestan 316 centros, apenas el 50% de los colegios públicos sevillanos. Dichos números han ido creciendo los últimos años. Hace dos cursos eran 298 centros los que ofrecían esta alternativa, con 38.425 usuarios. Pero el dato más interesantes es la cantidad de niños que comen gratis en ellos debido a la situación que se vive en sus casas. Actualmente, según la Delegación provincial de Educación, el 50% de los alumnos que acuden al comedor no pagan nada por este servicio, es decir, que 20.831 menores almuerzan gratis en los colegios por la falta de ingresos familiares, lo que, por otro lado, garantiza una comida al día.

SIGUE LEYENDO …

Fiambreras para el cole. Comedores escolares por el mundo

Educación permitirá llevar «tupper» a los colegios públicos


Los alumnos de los colegios públicos de Madrid podrán traerse la comida de casa —si así lo desean— a partir de este próximo curso. El Gobierno regional tiene previsto aprobar esta semana una nueva Orden que regulará el uso de los comedores colectivos escolares. El texto, según confirmaron ayer fuentes de la Consejería de Educación, prevé que los alumnos puedan «hacer uso del servicio de comedor llevando la comida elaborada de su propia casa». La medida tiene como principal objetivo salir en ayuda de esas familias que llevaban tiempo intentando ahorrarse los gastos de comedor de sus hijos (unos 90 euros al mes por alumno el curso pasado) y que hasta ahora no podían hacerlo porque la normativa no lo permitía.


La Orden, sin embargo, dejará en manos de los centros escolares la posibilidad de que puedan acogerse o no a esta iniciativa. La consejera de Educación, Lucía Figar, ha abogado siempre por dotar de mayor autonomía a los colegios, al ser estos los que mejor conocen las necesidades de sus alumnos. Sin embargo, fuentes de su departamento se mostraron ayer convencidos de que la amplia mayoría de los 791 colegios públicos de la región no dudarán en acogerse a esta medida.

Será cada colegio, por lo tanto, el que establezca las condiciones y características relativas a la organización y utilización del comedor escolar, que deberán respetar la Ley del 5 de julio de 2011 relativa a la seguridad alimentaria y nutrición.

SIGUE LEYENDO …




La directora de un colegio de la India, en el que murieron 23 niños esta semana por consumir comida cocinada con insecticida, obligó a los alumnos del centro a ingerir el almuerzo contaminado, según ha dictaminado este domingo una investigación oficial.

Miembros del Gobierno indio se personaron en el colegio de Masrakh, en el estado septentrional de Bihar, y entrevistaron a niños del centro educativo y a sus padres para tratar de esclarecer cómo se produjo la intoxicación, según recoge el diario Times of India.

Según la investigación, los niños "se negaron" en un principio a probar el curry con patatas y soja que les entregaron en el comedor escolar porque tenía un aspecto extraño y olía diferente, pero la administradora del centro "les regañó y les obligó a comerlo".

"La directora insistía en que el aceite usado para preparar la comida no podía estar malo, pues había sido comprado en la tienda de su marido", reveló el estudio, el cual añadió que además se negó a socorrer a los niños cuando empezaron a sentirse mal.







Publicado por Alejandro Mon

UGT Y CC.OO.: SINDICATOS Y PATRONAL CONTROLAN ILEGALMENTE EL MERCADO DE LOS CURSOS DE FORMACIÓN DE DESEMPLEADOS




El Presupuesto de 2014 destina 4.079 millones de euros para las políticas activas de empleo. 2.473,2 millones se dedican al fomento del empleo, mientras que 1.605,5 se reservan para la formación. No obstante, a esta última cifra se suman los recursos de la Fundación Tripartita, cuya función es "colaborar y asistir técnicamente al Servicio Público de Empleo Estatal en sus actividades de gestión de las iniciativas de formación", y que en 2012 fueron de 2.155 millones de euros. Entre todas las partidas, el dinero destinado específicamente para cursillos ronda los 4.000 millones.



 
Los cursos de formación para desempleados son auténticos " contratos de servicios" que deben licitarse y adjudicarse de acuerdo con lo establecido en la ley de contratos de las administraciones públicas. Este procedinmiento es fundamental para potenciar a los empresarios autónomos dedicados a la docencia.
Su adjudicación directa a patronal y sindicatos, con el agravante de las subveniones públicas, es de todo punto ilegal siendo culpables los gobiernos que se los adjudican bajo la inadmisible justificación de la "paz social", ya que la utilización fraudulenta de las subvenciones conduce, inevitablemente a la malversación de fondos públicos.



Descontrol en la Formación

 

Curso de Habilidades Comerciales para un grupo de 15 alumnos, con una duración de 20 horas. Las clases las imparte el Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES), vinculado a UGT, que valora el curso en 3.900 euros. "El precio está fuera de mercado", advierte Luis Alfonso Gómez del Pulgar, un consultor de formación responsable de Innova Personas. "Una empresa normal no pagaría más de 2.400 euros", asegura. "Hay formaciones muy caras, pero de mucha calidad, con consultorías previas y un formador de nivel y acciones de seguimiento", explica este técnico superior en riesgos laborales.

La ley establece que se pague entre nueve y 13 euros la hora de formación, por alumno, en función de que el nivel ofrecido sea básico o superior. Es decir, que ayude a desarrollar cualificaciones básicas o que capacite para adquirir competencias de programación o dirección. En el caso de algunos de los cursos del IFES, tales como Corte y cata de jamón o Arreglos florales, el coste es el máximo que contempla la ley, esos 13 euros. "Me encantaría que la Fundación Tripartita hiciera algo, pero está integrada por sindicatos y organizaciones empresariales", denuncia este consultor.


El negocio que mueven los cursos es millonario y está controlado por las patronales empresariales y los sindicatos. No es sorprendente que el año pasado, cuando el Gobierno recortó en 1.000 millones algunas partidas, tanto CEOE como las centrales tuvieran que hacer fuertes recortes de plantilla.







Publicado por Alejandro Mon