Archivo de artículos

I LOVE YOU NEW YORK

I love you, New York

Manhattan, 37 km cuadrados.

Una adolescente despacha botellines de cerveza a la entrada de un almacén destartalado mientras los músicos afinan los violines de la orquesta y los cantantes charlan con los espectadores antes del inicio de la función. Bienvenidos al peligroso barrio neoyorquino de Bushwick, donde casi nadie se atreve a deambular en esta noche de invierno y donde la joven compañía Loft Opera presenta este viernes su refrescante versión de La Bohème.
 
Nueva York: sus cinco barrios o condados.
Aquí no hay palcos ni bises ni champán. Los espectadores se sientan en el suelo o en bancos de madera y los cantantes son jóvenes que aspiran a hacerse un hueco en el panorama lírico de Nueva York. La escenografía es sencilla e imaginativa y las voces suenan limpias y empastadas en un espacio coronado por un tejado de madera y unas vigas de metal.

 La ciudad perdió en octubre a la New York City Opera, que quebró por los errores financieros de sus responsables y dejó a los melómanos neoyorquinos huérfanos de una compañía que programaba montajes cuya audacia no se ajustaba a los parámetros más convencionales de la Met. Pero el vacío empiezan a llenarlo agrupaciones originales como Loft o como la Gotham Chamber Opera, que representó Heliogabalo hace unos meses en una discoteca de Manhattan y estrenará en mayo una obra basada en El Cuervo de Edgar Allan Poe.


 
¿Por qué viajar a Nueva York?

Nueva York se ha convertido en los últimos años y por méritos propios en la capital económica y cultural más importante del mundo. Nueva York ofrece un ambiente y un estilo de vida único que no te podemos contar, hay que vivirlo y disfrutarlo.

Asistir a un musical en Broadway, pasar una noche en Times Square, recorrer de un lado a otro el Puente de Brooklyn, disfrutar de una tarde de compras en la Quinta Avenida o sentirte como un broker en Wall Street, son algunas de las cosas que sólo se pueden hacer en Nueva York.

TimesSquare 
Durante los últimos años el número de turistas españoles que han visitado Nueva York ha aumentado de forma sorprendente. El precio de los vuelos y el valor del dólar han sido factores decisivos para que Nueva York haya superado como destino turístico a otros lugares más cercanos e históricamente más visitados.

Si quieres ampliar tus conocimientos sobre Nueva York, puedes comenzar leyendo su historia, conociendo sus cinco distritos, los principales barrios de Manhattan y los museos y puntos de interés más visitados. Si quieres ahorrar, no te pierdas la tarjeta New York Pass.


Central Park
 
Central Park en pleno Manhattan resaidencial.Es donde viven los ricos.
El Central Park es un parque urbano público situado en el distrito metropolitano de Manhattan, en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. El parque tiene forma rectangular y dimensiones aproximadas de 4.000 m x 800 m, siendo más grande que dos de las naciones más pequeñas del mundo; es casi dos veces más grande que Mónaco y casi ocho veces más que la Ciudad del Vaticano.[1] [2] [3]

 
 
Otoño en Central Park
 
Con unos 25 millones de visitantes al año, Central Park es el parque más visitado de los Estados Unidos,[4] El Fairmount Park de Filadelfia es 10 veces más grande que el Central Park. A pesar de esto, Central Park tiene 2,5 veces más visitantes.[5] Los 25 millones de visitantes anuales que recibe Central Park quintuplican a los que visitan el Parque Nacional del Gran Cañón, en Arizona.[6] Además, su aparición en numerosas películas además de programas de televisión, lo ha convertido en uno de los parques urbanos más famosos del mundo.[7] El parque está dirigido por la Central Park Conservancy, una empresa privada sin ánimo de lucro, que tiene un contrato con el Departamento de Parques y Ocio de Nueva York.[8]

Central Park limita por el norte con la 110th Street, por el oeste con la calle Central Park West, por el sur con la 59th Street y por el este con la Quinta Avenida. Los tramos de estas calles que pasan alrededor de Central Park son conocidas normalmente con el nombre de Central Park North, Central Park South y Central Park West, respectivamente; aunque la Quinta Avenida conserva su nombre al pasar por el lado este del parque.[9] Central Park tiene su propia sección censal en los Estados Unidos, la número 143. Según el Censo de 2000, la población del parque es de dieciocho personas, doce hombres y seis mujeres, con una media de edad de 38,5 años.[10] El actual valor inmobiliario de Central Park se estima que es de unos 528.783.552.000 dólares según la apreciación de Miller Samuel.[11]




La Libertad ilumina el mundo

Liberty Enlightening the World

La Liberté éclairant le monde
«La libertad iluminando el mundo» (en inglés Liberty Enlightening the World; en francés La Liberté éclairant le monde), conocida como la Estatua de la Libertad, es uno de los monumentos más famosos de Nueva York, de los Estados Unidos y de todo el mundo.
 
Estatua de La Libertad en la isla Ellis por la que entraban los inmigrantes.

Se encuentra en la isla de la Libertad al sur de la isla de Manhattan, junto a la desembocadura del río Hudson y cerca de la isla Ellis. La Estatua de la Libertad fue un regalo de los franceses a los estadounidenses en 1886 para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y como un signo de amistad entre las dos naciones.

Frédéric Auguste Bartholdi
Fue inaugurada el 28 de octubre de 1886 en presencia del presidente estadounidense de la época, Grover Cleveland. La estatua es obra del escultor francés Frédéric Auguste Bartholdi y la estructura interna fue diseñada por el ingeniero Gustave Eiffel.[2]

El arquitecto francés Eugène Viollet-le-Duc se encargó de la elección de los cobres utilizados para la construcción de la estatua. El 15 de octubre de 1924, la estatua fue declarada como monumento nacional de los Estados Unidos y el 15 de octubre de 1965 se añadió la isla Ellis. Desde 1984 es considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.[2

La Estatua de la Libertad, además de ser un monumento importante en la ciudad de Nueva York, se convirtió en un símbolo en Estados Unidos y representa, en un plano más general, la libertad y emancipación con respecto a la opresión. Desde su inauguración en 1886, la estatua fue la primera visión que tenían los inmigrantes europeos al llegar a Estados Unidos tras su travesía por el océano Atlántico. En términos arquitectónicos, la estatua recuerda al famoso Coloso de Rodas, una de las «siete maravillas del mundo». Fue nominada para las «nuevas maravillas del mundo», donde resultó finalista. El nombre asignado por la Unesco es «Monumento Nacional Estatua de la Libertad». Desde el 10 de junio de 1933 se encarga de su administración el Servicio de Parques Nacionales de los Estados Unidos.

El jurista y político francés, autor de Paris en Amérique, Eduardo Laboulaye, tuvo la idea de que Francia ofreciera un regalo a Estados Unidos como un obsequio para la conmemoración del centenario de la independencia estadounidense, como recuerdo de la larga amistad entre ambos países y para garantizar la alianza franco-estadounidense. En una conversación con Laboulaye, su amigo el joven escultor alsaciano Frédéric Auguste Bartholdi le había dicho: ...

SIGUE LEYENDO ... más con www.asturiasenred.es







Publicado por Alejandro Mon

 
]

La Estatua de la Libertad, además de ser un monumento importante en la ciudad de Nueva York, se convirtió en un símbolo en Estados Unidos y representa, en un plano más general, la libertad y emancipación con respecto a la opresión. Desde su inauguración en 1886, la estatua fue la primera visión que tenían los inmigrantes europeos al llegar a Estados Unidos tras su travesía por el océano Atlántico. En términos arquitectónicos, la estatua recuerda al famoso Coloso de Rodas, una de las «siete maravillas del mundo». Fue nominada para las «nuevas maravillas del mundo», donde resultó finalista. El nombre asignado por la Unesco es «Monumento Nacional Estatua de la Libertad». Desde el 10 de junio de 1933 se encarga de su administración el Servicio de Parques Nacionales de los Estados Unidos.