Archivo de artículos

VENEZUELA: MADURO HUNDE LA NACIÓN Y DESTROZA LA VIDA CIUDADANA TRAICIONANDO A LAPATRIA



Lilian Tintori recibe "cartas del pueblo" para entregárselas a Leopoldo López

Leopoldo López, marido de Lilian Tintori

La esposa del dirigente de Voluntad Popular Leopoldo López, Lilian Tintori, recogió hoy varias cartas de venezolanos de apoyo al líder político, confinado en una prisión militar en las afueras de Caracas desde el pasado 19 de febrero.
"Todos los miércoles recibiremos cartas para Leopoldo López y vamos a seguir ejerciendo presión para que le dejen recibir sus visitas, sus visitas del pueblo", declaró a periodistas Tintori
.
Decenas de simpatizantes del dirigente opositor se concentraron en una plaza en el este de Caracas para entregar las cartas a la esposa de López, quien estuvo acompañada de integrantes del partido político que encabeza su esposo.

"A Leopoldo López lo tienen aislado en este momento en Ramo Verde, una cárcel militar, no lo dejan recibir visitas y nosotros queremos verlo, el pueblo de Venezuela lo quiere ver, lo quiere tocar, lo quiere abrazar, le quiere dar una mensaje de apoyo, de amor, de solidaridad", comentó.

Tintori exigió que se permita la "visita del pueblo de Venezuela" a López, y aseguró que cuando el expresidente venezolano Hugo Chávez estuvo preso (1992-1994), después de encabezar un fallido golpe de Estado contra el Gobierno de Carlos Andrés Pérez, "le dejaron recibir todas las visitas del pueblo".

SIGUE LEYENDO … más en www.asturiasenred.es






El primer año sin Chávez deja una herencia de fragmentación y pesimismo
 
Nicolás Maduro,el colombiano, presidente de Venezuela, acabará como Noriega por traidor a la patria
El presidente Nicolás Maduro ha repetido en distinta
s ocasiones que sus adversarios pensaban que, una vez muerto Hugo Chávez, se extinguiría la revolución bolivariana. Sin embargo, a un año de ese deceso, quienes gobiernan Venezuela en nombre del chavismo siguen en el poder, no sin tropiezos. ¿Quería decir entonces que la presencia del líder no era tan decisiva? ¿Que poco y cosmético sería lo que en definitiva iba a cambiar en la política venezolana con la muerte del Comandante Supremo?

“Pudiera decirse que estas últimas tres semanas de activación de la protesta en Venezuela es una muestra de que la sociedad también se está preguntando eso”, asoma como respuesta la psicóloga social y filósofa Colette Capriles, profesora de la Universidad Simón Bolívar (USB) de Caracas. “¿De verdad se murió Chávez? ¿Las cosas están iguales? Uno queda con la sensación de que nada de esto habría pasado con Chávez al mando. Es como si apenas ahora se estuviera poniendo a prueba qué fue lo que de verdad cambió aquí”.

El propio velatorio del exteniente coronel, ante cuyo féretro desfilaron cientos de miles de personas, lució como un anticipo de las dificultades que se asomaban. Ciertamente, el comandante había despejado los posibles pleitos de su sucesión al apuntar en público a Maduro como su delfín. Pero no sería fácil dejar la gestión de una franquicia tan fuertemente personalista como la del chavismo en manos



Caos, un año después... de Chávez


Hoy, cuando se cumple un año sin Hugo Chávez, Venezuela es la misma pero parece otra: una versión en crisis de la "revolución bonita" que soñó su líder, pero no supo construir.

El legado del Comandante supremo pesa sobre las alas del nuevo liderazgo bolivariano, que, además, ha sumado nuevos errores económicos y políticos a su gestión. La obra del Gigante eterno y sus sucesores se sitúa así en el peor momento de la última década. Las colas para abastecerse de productos de primera necesidad, la crisis económica, la tensión política y social, las elecciones y las protestas, han marcado estos últimos 365 días en el país.

El opositor Leopoldo López se ha convertido en el principal preso político de Maduro, quien ve socavada su fortaleza política, conseguida a duras penas tras comienzos muy titubeantes. El heredero de Chávez conquistó la presidencia en abril por apenas 200.000 votos de diferencia y bajo las denuncias de fraude electoral. Así comenzaba su propio calvario, que sólo encontró descanso tras las elecciones municipales de diciembre. Impulsado por las superrebajas socialistas a la fuerza de noviembre, el oficialismo se impuso con una diferencia del 10% a nivel nacional (pero perdiendo la mayor parte de las grandes ciudades), repitiendo los trucos del propio Chávez: una campaña absolutamente desigual y todos los fondos públicos para apoyar a sus candidatos. La luna de miel sólo duró dos meses, acompañada de la militarización de las instancias más importantes del Estado.



Un año sin Chávez: Maduro sin rumbo, Venezuela a la deriva

Hugo Chavez, el libertador que destrozó la bella Venezuela y la arrojó al abismo. Eso se llama traición a la patria, cuyo castigo seria la cadena perpetua si estuviera vivo. Maduro sigue la misma hoja de ruta... ¿cómo acabará?
Si existe algún responsable directo de lo que ocurre en Venezuela, ese es sin duda Hugo Chávez. Desde su llegada al poder en 1999, el país comenzó su lenta caída hasta la situación que conocemos hoy con problemas en todos los sectores, pese a la enorme riqueza energética que tiene. Su único objetivo fue enfrentarse a EEUU, defender a Cuba y crear una red de aliados que ahora conocemos como el ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) con países a quienes "fidelizó" con una enorme "generosidad" traducida en petróleo.

Con la designación de Nicolás Maduro como sucesor, Chávez no hizo sino agravar la situación. Esto no sólo provocó problemas para todos los venezolanos, sino también dentro de propio Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que cada día parece más desunido.

Estos problemas internos comenzaron antes de su nombramiento como candidato del PSUV en las elecciones de 2013. Para muchos, en especial lo más cercanos a las fuerzas armadas, el elegido debió ser Diosdado Cabello, actual presidente de la Asamblea Nacional, personaje muy importante en la vida política de Chávez, y señalado como el hombre fuerte del chavismo. Aunque ambos intentaron demostrar cierta unidad entre el chavismo –antes de la muerte de Chávez– su poca cercanía era una secreto a voces. Este panorama no parece haber cambiado e incluso existen versiones que apuntan a Cabello como uno de los principales interesados en el debilitamiento de Nicolás Maduro en esta nueva crisis que ha dejado casi 20 muertos y más de 300 heridos.

Pero el presidente no se da cuenta de lo que realmente pasa en Venezuela en la actualidad. Lo ha ignorado desde que comenzó esta crisis el miércoles 12 de febrero y se ha limitado a ofrecer un proceso de diálogo en el que ha querido ser el principal y único protagonista con el objetivo de lavar su imagen frente al mundo. Esto lo denunció la oposición y por eso Henrique Capriles declinó sus invitaciones tanto a la cita de gobernadores como a su tan publicitada "Conferencia Nacional de Paz".


Noriega, enfermo y olvidado, cumple un año preso en Panamá
 
El General Noriega sigue encarcelado, ahora en Panamá, y morirá en prisión. ¿Dónde están los que le siguieron? Toma nota, Maduro.
Un año después de retornar a Panamá tras cumplir casi 22 años de prisión en Estados Unidos y Francia por narcotráfico y blanqueo de dinero, Manuel Antonio Noriega, de 78 años, es un remedo del hombre fuerte que, con mano dura, dirigió el régimen militar panameño y emergió en la década de los ochenta como uno de los excéntricos —y últimos— dictadores tropicales caribeños.

 Casi olvidado, reducido físicamente y con movilidad limitada, el exgeneral arrastra el impacto de tres infartos cerebrales y expone un cuadro agravado de hipertensión arterial, úlcera de estómago y otras enfermedades y su vida es un ir y venir del hospital a la prisión, cercana al Canal de Panamá, en la que cumple 60 años de prisión por homicidios políticos, mientras sigue vigente la petición popular de que pida perdón y la solicitud familiar para que se le conceda el arresto domiciliario.

“Después de un año de estar cumpliendo con la justicia panameña, no ha habido asomo ni un gesto de arrepentimiento ni de pedirle perdón a todas aquellas personas y familiares que tuvieron pérdida de seres queridos”, dijo el panameño Aurelio Barría, quien a mediados de la década de los ochenta fundó la opositora Cruzada Civilista para combatir al Gobierno militar instalado en 1968, vía golpe de Estado, por el ya fallecido general Omar Torrijos, mentor de Noriega.

Al recordar una larga lista de víctimas de Noriega, Barría declaró en una entrevista telefónica con EL PAÍS que la actitud del “dictador” refleja “sencillamente sus sentimientos

 



Publicado por Alejandro Mon