Archivo de artículos

“PODEMOS”: EL SECRETO DE PABLO IGLESIAS: AUPADO A LOS ALTARES MARXISTAS POR LA DERECHA

“PODEMOS”: EL SECRETO DE PABLO IGLESIAS: AUPADO A LOS ALTARES MARXISTAS POR LA INSENSATA DERECHA MEDIÁTICA

El clasismo progre de Pablo Iglesias: con que se cumpliera sólo el 10% del programa de “Podemos”, en España no quedaría ni un solo empresario (Ramón Tamames). 





Pablo Iglesias, el triunfo de un profesor aupado por movimientos 'indignados' y tertulias en TV

Pablo Iglesias Turrión

El partido Podemos, liderado por Iglesias, ha sido la gran revelación de las elecciones europeas al lograr entrar en la eurocámara con cinco escaños. Escritor y profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense, dio sus primeros pasos en política en la Unión de Juventudes Comunistas de España. En 2001 participó activamente en el movimiento antiglobalización, y el 15-M y 'Rodea el Congreso' le sirvieron de trampolín para saltar a la política activa. Hace un año, su aparición como tertuliano en un programa de Intereconomía le convirtió en colaborador habitual de tertulias políticas en varias cadenas.

 Recibirán un millón y medio de euros de subvención por sus votos y escaños. Tras conocerse los resultados electorales, ha proclamado que el desafío de Podemos "es convertirnos en alternativa de Gobierno".

  

Pablo Iglesias Turrión, cabeza de lista de Podemos, la gran revelación de los comicios europeos de este domingo, con cinco escaños, es un político curtido en las tertulias televisivas, donde se ha hecho conocido y ha conseguido hacerse un hueco en un panorama dominado por el bipartidismo. Imágenes 1 Foto Nacido en Madrid el 17 de octubre de 1978, escritor y profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense, Iglesias se sitúa en la izquierda ideológica, y dio sus primeros pasos en la política en la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE), formación en la que militó desde la adolescencia hasta los 21 años. A partir del año 2001 participó activamente en el movimiento antiglobalización, en el que defendió la desobediencia civil como forma de lucha, asunto que fue también el eje central de su tesis doctoral. El movimiento 15-M y la convocatoria de 'Rodea el Congreso' le sirvieron después como trampolín para saltar a la política activa. Hace apenas un año, Pablo Iglesias fue invitado al programa El Gato al Agua de Intereconomía para hablar precisamente sobre la protesta en el Palacio de las Cortes y desde entonces ha sido un colaborador habitual en las tertulias políticas de diferentes cadenas de televisión. Un partido con cinco meses de vida Ya en enero de este año presentó, junto con otras personas y colectivos, el movimiento ciudadano Podemos, con vistas a las concurrir a las elecciones de este domingo. 

 A Pablo Iglesias le acompañará en la eurocámara el exfiscal jefe anticorrupción Carlos Jimenez Villarejo Poco a poco ha ido sumando más seguidores al proyecto mediante "círculos" de debate y movilización que se han ido creando en decenas de localidades de toda España, en una tupida red de malla alimentada desde las redes sociales. En las primarias abiertas de Podemos, Iglesias fue el candidato más votado. También muy activo en las redes sociales, su imagen se ha hecho casi una constante en la pequeña pantalla y de hecho, una foto suya ha presidido la papeleta electoral de su formación en estos comicios, como una forma de identificar claramente su opción política. Durante esta campaña, se ha movido por España en furgoneta y se ha fijado un tope de diez euros para comer, financiando todos los gastos gracias al dinero aportado por los propios simpatizantes. Además, ha anunciado que si conseguía entrar en la Eurocámara se bajaría el sueldo de eurodiputado y renunciaría a los viajes en Business hasta Estrasburgo. Entre sus mensajes electorales, Podemos ha apostado por profundizar en la democracia "como único método para controlar la economía" y que los Derechos Humanos se conviertan en la "brújula política" de España y de Europa. A su juicio, Europa no puede ser un instrumento para "asfixiar" a los países del sur, ni España puede ser un "paraíso para los corruptos, los defraudadores y la especulación urbanística".

 Subvención del Estado Podemos recibirá una subvención de millón y medio de euros por los votos y escaños obtenidos en estos comicios. De acuerdo con lo establecido por el Gobierno tras convocarse las elecciones europeas, el Estado va a abonar a los partidos políticos 32.508,74 euros por cada escaño que obtengan en las elecciones europeas del 25 de mayo, más un euro con ocho céntimos por cada voto obtenido. Se trata de una ayuda pública para compensar los gastos realizados durante la campaña electoral.

  El líder que profesionalizó las tertulias

El 25 de abril 2013 todo empezó a cambiar en la política española sin que nadie se diera cuenta. Esa noche, Pablo Iglesias Turrión, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense, logró ser invitado al programa El gato al agua, de Intereconomía, como tertuliano. Ahí arrancó una carrera prodigiosa que en 13 meses exactos le ha convertido en la gran revelación electoral. 

«Parece que se adelanta mi debut en Intereconomía. Será esta noche en #elgatoalagua», escribió Iglesias en Twitter esa mañana. La terminología, el medio y el mensaje son fundamentales para entender un fenómeno que ha destrozado las previsiones. Incluso las de Iglesias (Madrid, 1978) y su equipo, formado por expertos en campañas electorales y el sistema político español, y con experiencia en las calles, en movimientos sociales y en la política latinoamericana de la mano de Hugo Chávez o Evo Morales. 

Al calor del 15-M, entendieron que había espacio para una nueva formación con otro discurso pero que no iba a ser fácil capitalizarlo sin recursos. Iglesias podía ser la cabeza, llegar a millones de personas, pero para eso sólo había un camino: la televisión y las redes sociales. Sin ir más lejos, Iglesias ha presentado los programas televisivos La tuerka (primero en Tele K, en la TDT madrileña, y ahora en la web de Público) y Fort Apache (en Hispan TV, la cadena en español del Gobierno de Irán). 
El nuevo eurodiputado tiene carisma, cercanía y una gran capacidad retórica. También flirtea con el populismo sin rubor. Es un candidato educado, que no pierde las formas ni ante ataques exaltados. Pero también un tertuliano que habla de temas que no domina y propone medidas y políticas muy llamativas sin explicar cómo se pagarán. 

Se licenció en Derecho y doctoró en Ciencias Políticas, y fue alumno de popes anticapitalistas como Tony Hard o Slavoj Zizek. Lleva más de 15 años hablando en público, en debates y asambleas. Convenciendo a compañeros y a alumnos. La transición a las tertulias ha sido sencilla, pero sobre todo, profesional. Iglesias intentó durante meses dar el salto a la televisión nacional, desafiando uno por uno a redactores y presentadores en las redes sociales para que lo llevaran a discutir a sus programas. Y funcionó. 

El 25 de abril de 2013 le abrieron las puertas de Intereconomía. Su mensaje, fresco, caló inmediatamente. De golpe lo llamaron todos los medios. Y allí, destacó. Iglesias prepara cada intervención con sumo cuidado. Se encierra con su equipo durante horas y le proporcionan datos, argumentos, ejemplos. Un equipo que le ayuda a entrenar, que en directo le proporciona armas con las que defenderse o atacar. Y al que dona el 30% de lo que gana. 



Hay cientos de vídeos suyos en internet que han llegado a cientos de miles de personas, muchas de las cuales probablemente conocen el lado indignado, anticasta, pero no el fondo de muchas de las ideas de Podemos, como las simpatías por el chavismo o el castrismo. O la defensa de las expropiaciones del SAT y las nacionalizaciones de los Kirchner. O sus posiciones sobre el independentismo o el nacionalismo, por no hablar del conflicto vasco. 

El 25 de abril de 2013 llegó su «debut», y la expresión no es casual. Iglesias llevaba mucho tiempo en la cantera esperando para saltar al campo. Su abuelo, socialista, fue condenado a muerte y estuvo encerrado durante el franquismo. Y su padre, militante de IU, también. Lleva dentro la izquierda, pero su principal trauma es que sus ideas estén asociadas históricamente en este país a la derrota. 

El nuevo europarlamentario milita orgullosamente desde los 14 años. Estudió para combatir. Su tesis doctoral, de 2008, se titula Multitud y acción colectiva postnacional: un estudio comparado de los desobedientes: de Italia a Madrid (2000-2005). 

Ha estudiado e impartido cursos y talleres de cine o teatro político. Ha escrito regularmente en publicaciones de izquierdas y/o alternativas. Viene de las Juventudes Comunistas, pero su pensamiento recoge aportaciones más recientes, modernas.

Él y su círculo, muy próximos históricamente a Izquierda Unida, los movimientos antiglobalización y a los «desobedientes», entendieron la necesidad de un cambio de mensaje, de actitud, de estrategia. De la forma de comportarse y de crecer de los partidos. 

Para llegar a Bruselas se ha valido, como él mismo reconoce, del «circo y el cinismo» de la televisión, del mensaje directo. Pero en realidad, Europa nunca fue su objetivo. Antes del domingo había pocas opciones de que Iglesias cumpliera íntegra la legislatura en el Parlamento Europeo, y así lo dejaba entrever. Ahora, ninguna. El objetivo está en la Carrera de San Jerónimo. Es demasiado goloso e importante para que otros se ocupen. Y hoy, parece posible.

PABLO R. SUANZES / Madrid/27/05/2014 / El Mundo

 
«Pablo Iglesias sería de Podemos»

Nueve mensajes de WhatsApp después, y 17 llamadas de teléfono más tarde, y con tres horas de retraso con respecto a lo acordado, Pablo Iglesias (Madrid, 1978) nos contesta con un hilo de voz gastado. Como cuando te dicen que ya pasó todo, que el parto fue bien, que ha sido niña y que todo el mundo espera mucho de la nueva criatura. 

Podemos ha roto aguas: 1.245.948 votos en cuatro meses de vida. Pablo Iglesias recuerda a Pablo Iglesias. 
Pregunta.– Pensaba que ya se había olvidado de la entrevista. 
Respuesta.– No, qué va. Es que llevamos un día... 
P.– ¿Cómo ha sido? 
R.– No recuerdo las entrevistas que llevo, es colgar una llamada y entra otra, centenares de mensajes que no he podido contestar... A partir de ahora toca trabajar para construir una nueva mayoría en nuestro país. 
P.– ¿Se esperaba este resultado? 
R.– No estamos satisfechos con el resultado. Salíamos a ganar. Muchos periodistas nos preguntaban cuando las encuestas. Y nosotros decíamos que no nos poníamos techo. La gente nos decía en los mítines que lo que estábamos haciendo les devolvía algo de lo que sintieron en el 82. Nos ha faltado más pista en campaña. Si hubiéramos tenido más días para explicarnos, el resultado sería mejor.


P.– Cuando dice Podemos, ¿qué podemos? 
R.– Podemos llevar el sentido común a la política. Lo que pasa es que estamos gobernados por los mayordomos de los ricos. Y lo que hace falta es un gobierno de carteros de los ciudadanos. El 15-M cambió la agenda política de nuestro país, se vio que la soberanía no podía estar en manos de poderes que no había elegido nadie: bancos y poderes financieros que nos han llevado al desastre. 
P.– Primera medida si tuviera responsabilidades de gobierno. 
R.– Primero: decreto ley de expropiación de las viviendas vacías que están en manos de los bancos y hacer un parque público de viviendas. Segundo: prohibición de las puertas giratorias entre los consejos de administración y los consejos de ministros. Tercero: reforma fiscal para que paguen los ricos, somos el país de la UE con menos presión fiscal sobre las grandes fortunas... Para la primera semana no estaría nada mal. 
P.– ¿Estará en las generales? 
R.– No toca hablar de eso ahora. Ahora toca hacer un buen trabajo en Bruselas. Cuando llegue el momento lo discutiremos... 
P.– Pero no dice no. 
R.– No. Haré lo que me pidan. 



P.– ¿Qué le debe a la tele? 
R.– La televisión es el principal espacio de socialización política del país. Desde que empezamos a hacer La tuerka [programa televisivo que conduce] entendimos que la comunicación audiovisual y el formato de tertulia es un instrumento clave en la batalla de las ideas en nuestra sociedad. Decidimos poner a operar políticamente un tipo de discurso. Creo que ha servido para abrir muchos espacios de participación por abajo y estamos muy satisfechos. 
P.– ¿Cuánto gana hoy y cuánto ganará a partir de ahora? 
R.– Ahora gano 950 euros como profesor titular interino a tiempo parcial de Políticas. Pasaré a ganar 1.930 euros al mes, porque hemos renunciado al resto del dinero. 
P.– Diga una palabra... Anguita. 
R.– Dignidad. 
P.– Izquierda Unida. 
R.– Máximo respeto. 
P.– El Rey. 
R.– Anacronismo. 
P.– Europa. 
R.– Otra Europa. 
P.– España. 
R.– Mi país. 
P.– Iglesia. 
R.– Separada del Estado. 
P.– Blesa. 
R.– Prisión. 
P.– ¿Y si Pablo Iglesias levantara la cabeza? 
R.– Estaría con Podemos. Seguro. 
P.– ¿Quién debería preocuparse por el triunfo de Podemos? 
R.– La casta. De hecho ya están muy preocupados.

PABLO IGLESIAS Líder de Podemos

Pablo Iglesias y Podemos: ¿flor de un día o un proyecto que ha irrumpido para quedarse?

Diez encuestas entre el 3 y el 19 de mayo. Ninguna acertó. Ni el CIS, ni El País (Metroscopia), ni eldiario.es (Celeste Tel), ni La Vanguardia (Feedback), ni el ABC (Gad3) ni El Mundo (Sigma 2), ni La Razon (NC Report), ni Libertad Digital (Demoscopia), ni La Sexta (Invymark), ni Público (Estudio Social). Daban como mucho el logro de dos escaños. Nadie fue capaz de acertar, ni siquiera de aproximarse. El fenómeno de Podemos ha irrumpido con fuerza en el panorama político nacional: 1.245.856 ciudadanos, el 7,97% de los votos, dieron su confianza a la formación liderada por el mediático y para muchos carismático Pablo Iglesias. 



El resultado, cinco eurodiputados para un partido nacido de los rescoldos del 15-M con apenas cuatro meses de existencia. La cuarta fuerza política nacional, un golpe de autoridad en la mesa del bipartidismo. Para Ignacio Urquizu es "lógico" que la TV haya contribuido al éxito electoral de Pablo Iglesias ¿Podemos ha nacido para quedarse? ¿O este empuje inicial, más bien torbellino, se irá desinflando con el paso del tiempo? Hay que tener en cuenta que muchos analistas políticos y expertos electorales ya se han apresurado a señalar que los lectores aprovechan las elecciones europeas para emitir votos de castigo, ya que en estos comicios no se deciden grandes cosas. Y la presencia de Pablo Iglesias en las tertulias de los medios de comunicación: ¿Ha influido en los buenos y sorprendentes resultados de Podemos?

Desde que Iglesias apareciera por primera vez en abril de 2013 en 'El Gato al agua', de Intereconomía, su presencia en la televisión ha crecido vertiginosamente. Es asiduo de tertulias políticas en Cuatro y La Sexta; su programa, La Tuerka, se puede ver en Tele K (la cadena de la Federación de Asociaciones de Vallecas) y en la web del diario Público; y también presenta Fort Apache en Hispan TV, la cadena en español del Gobierno iraní. Ignacio Urquizu, profesor de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid y colaborador de la Fundación Alternativas, explica que es "lógico" que la televisión haya contribuido al éxito electoral de Podemos. "La tele es el medio que más se consume y es, además, el más interclasista y el más plural para todas la edades, géneros e ideologías", señala. Iglesias, profesor universitario con un sueldo mensual que no llega a los 1.000 euros al mes y nuevo eurodiputado, tiene carisma, complicidad con la cámara y buena retórica. "Está conmigo desde el primer día. Le había visto en sus programas, me gustó y le llamé. Ha tenido éxito en las elecciones porque tiene una forma distinta de hacer política, distinta y sencilla. Va a la tele para que le vean y le oigan, no tiene miedo, como otros políticos", explica Jesús Cintora, presentador de Las Mañanas de Cuatro, en el que colabora Iglesias.

Un político de izquierdas para la televisión de masas

Podría decirse que Pablo Iglesias Turrión (35 años) es de izquierdas antes de nacer si uno escucha a su madre María Luisa: “Mi hijo ha sido criado de la mejor manera posible de cara a su clase, a su pueblo, a su gente y a su patria”. Dicho esto, la conjunción de nombre y apellido tampoco es casual: se llama Pablo porque se apellida Iglesias, en honor al fundador del socialismo español. "Efectivamente", dice María Luisa, "como se hubiera llamado Manuel si su padre fuera un Rodríguez, por el revolucionario chileno al que cantó Mercedes Sosa". Y, por si hubiera duda alguna, María Luisa es capaz de desplegar el árbol genealógico familiar "donde hay luchadores en pro de la clase obrera desde el siglo XIX", en el que menciona a diputados, condenados a muerte por ideas políticas, jueces y militares republicanos. En ese ambiente de alto voltaje político nació, creció y se educó Pablo.

“Y además, en Vallecas”, sentencia su madre, abogada laboralista
.
Su currículo dibuja una biografía sin grietas en una sola dirección, hacia la izquierda: hijo único, buen estudiante, inició la militancia a la tierna edad de 14 años en las Juventudes Comunistas, que luego compartió con sus estudios universitarios en Ciencias Políticas, donde obtuvo licenciaturas y doctorados con un trayecto por Italia, Suiza, México y Estados Unidos que le lleva a participar en movimientos antiglobalización y de resistencia civil. Una versión reducida de su tesis doctoral se titula Desobedientes, estudia el fenómeno zapatista, escribe sobre cine y política, participa o funda asociaciones como Juventud sin futuro, Promotora de Pensamiento Crítico, Asociación contra el poder… Con esos antecedentes y esa trayectoria (su compañera es una diputada de IU en la asamblea de Madrid), Pablo Iglesias podría haber sido un teórico de la izquierda, un profesor de barba y traje de pana, destinado a moverse en círculos académicos. En definitiva, un hombre alejado de la calle.

SIGUE LEYENDO ... más con www.asturiasenred.es

 


El jefe de campaña de Pablo Iglesias para el 25-M colabora con una fundación vinculada al chavismo



Podemos, la plataforma de Pablo Iglesias que concurre a las elecciones europeas defendiendo un modelo de organización ciudadana al margen de los esquemas clásicos de los principales partidos, también tiene jefe de campaña. Si el PP ha designado a Carlos Floriano para tal función y el PSOE ha hecho lo propio con Óscar López, Podemos ha depositado tal responsabilidad en Íñigo Errejón, doctor e investigador de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Militante de Izquierda Anticapitalista, Errejón colabora con una organización muy próxima al régimen de Nicolás Maduroen Venezuela: la fundación del laboratorio de sondeos GIS XXI, dirigido por Jesse Chacón, actual ministro de Energía Eléctrica.

Chacón, que ha ocupado otras carteras como las de Comunicación, Presidencia y Ciencia entre 2003 y 2009, participó activamente en la intentona golpista de 1992 contra el expresidente Carlos Andrés Pérez al liderar el asalto a la sede del canal del Estado, Venezolana de Televisión, así como a las antenas de RCTV y Venevisión.

Este alumno aventajado de Hugo Chávez en la Academia Militar mantiene estrecha relación con el jefe de campaña de Pablo Iglesias, ya que Errejón ha sido nombrado director de la línea de investigación de Identidades Políticas de la Fundación GIS XXI. Como tal, participó el pasado noviembre en Caracas en la ponencia El chavismo como Identidad Política. En ella, el estratega de Podemos destacó que "Chávez y el chavismo son una profunda fuente de pedagogía política, es el hecho empírico más completo y potente que transforma el horizonte de la sociedad venezolana e incluso de sus adversarios".

Felipe González = PSOE
El expresidente del Gobierno Felipe González ha reconocido este miércoles que existe un malestar social "mundial" por incremento de la desigualdad pero se ha mostrado preocupado por la respuesta a este problema. "La alternativa bolivariana sería una catástrofe sin paliativos. Si llega, yo tendré el consuelo de decir que yo ya lo dije", ha dicho el expresidente ante lo que entiende como una "moda".


En ese momento, ya al final del acto de presentación del 'Informe sobre la democracia en España', de la Fundación Alternativas, una persona de entre el público le ha pedido a voces desde el fondo del auditorio de Caixaforum en Madrid que hiciera "un poco de autocrítica".

Durante la presentación de dicho informe, González ha señalado que se vive un nuevo tiempo debido a la implosión de las redes sociales y de internet, aunque ha sostenido que más que fractura entre élites y ciudadanos -él ha dicho estar orgulloso de pertenecer a esa "casta" por lo conseguido durante su etapa en el Ejecutivo- existe un problema derivado de la "ausencia de referentes políticos".

Previamente, tanto el presidente de la Fundación Alternativas, Pere Portabella, como los coordinadores del informe, que lleva por título en esta octava edición 'Democracia sin política', habían señalado que uno de los principales problemas detectados en España es la "fractura entre elites y ciudadanos".

Portabella ha destacado la desafección ciudadana y la crisis del bipartidismo que ya se detectaba desde tiempo atrás, y para ello ha contrastado a los partidos clásicos con las nuevas formaciones como la liderada por Pablo Iglesias, que "utilizan códigos distintos, no son utópicos y quieren ya estar presentes y hacer política porque están movilizados y organizados".















Publicado por Alejandro Mon