Archivo de artículos

VENEZUELA: EL COMUNISMO BOLIVARIANO DE MADURO Y LA CORRUPCIÓN SISTEMICA GUBERNAMENTAL CAUSA DE SU MISERIA



Argentina y Venezuela: La fiesta terminó


Cuando la crisis del euro estaba en su apogeo, se volvió común para las economías europeas en apuros insistir en que no eran casos desesperados como Grecia. Cualesquiera que fueran sus males, declaraban, los de Grecia eran de una clase totalmente diferente. En Latinoamérica, el indeseable título de caso desesperado tiene dos contendientes: Argentina y Venezuela.

Ambos han estado viviendo como reyes durante años, repartiendo despreocupadamente las utilidades de un irrepetible auge de mercaderías básicas; petróleo en Venezuela, soya en Argentina. 



Ambos han estado usando una combinación de intervenciones del banco central y controles administrativos para evitar que caigan sus tipos de cambio sobrevaluados y suba la inflación. Ambos enfrentan ahora las consecuencias.

La inflación alta es un problema compartido. La tasa de Argentina, impulsada por las relajadas políticas fiscal y monetaria, se sitúa extraoficialmente en 28 por ciento. El tipo de cambio oficial de Argentina está sobrevaluado como resultado, vendiéndose en 70 por ciento más dólares por peso que el tipo de cambio “azul” informal a mediados de enero.

Los precios de Venezuela están subiendo aún más rápidamente. El año pasado, durante una torpe transición política tras la muerte del presidente Hugo Chávez, el Banco Central intensificó la impresión de dinero para financiar el gasto público, elevando la inflación a 56.2 por ciento. Un dólar se vende entre 75 y 80 bolívares en el mercado negro, hasta siete veces el tipo de cambio oficial.

Ambos países tienen arsenales menguantes con los cuales defender sus monedas sobrevaluadas. 


SIGUE LEYENDO ...      más con  www.asturiasenred.es

VENEZUELA: De un país ‘indignado’ que lucha contra la escasez...

La crisis que golpea a Venezuela se instaló entre sus habitantes y los hace sufrir todos los días y a todas horas. Una especie de periodo especial en el país con las mayores reservas de petróleo del planeta, como el sufrido en Cuba durante la década de los 90 pero en su versión chavista.
Haciendo cola para comprar harina .... cola kilométrica ...
No hay ni ácido fólico para embarazadas, ni pañales para bebés, ni productos alimenticios básicos, ni pasajes de avión para irse, ni ataúdes para morirse. Ni siquiera se puede disfrutar con el Mundial, pese a que Maduro amenaza con traerse a Maradona para dirigir la selección Vinotinto.

La crisis afecta a todos los ámbitos de la vida. El vía crucis de las embarazadas comienza durante la gestación: calcio, hierro y ácido fólico faltan en las farmacias. Tampoco hay antibióticos para luchar contra las infecciones urinarias. Para los bebés recién nacidos escasean jabones de glicerina, champú, toallitas húmedas y pañales.

La situación de la salud rozó el pasado viernes el esperpento, cuando pacientes del Hospital de Coche irrumpieron en plena avenida a bordo de sus cama. Un centenar de enfermos esperan operaciones traumatológicas. Un día no hay sutura, otro falla el agua y ni siquiera tienen calmantes.
La Organización Panamericana de la Salud ha certificado que Venezuela ocupa el primer lugar en desabastecimiento de medicinas contra el VIH: faltan hasta 11 antirretrovirales básicos. 

También escasean los reactivos para la prueba. Ni para las transaminasas ni para la bilirrubina o la urea. También la prueba del dengue, tan temido, escasea. Y para los muertos faltan ataúdes: no se encuentra latón. También falta el cemento para cerrar las tumbas.

SIGUE LEYENDO ...      más con  www.asturiasenred.es






Publicado por Alejandro Mon