Archivo de artículos

ASTURIAS: INFIERNO FISCAL: IMPUESTOS DESORBITADOS: ASTURIAS SEPULTADA POR UNA FISCALIDAD CONFISCATORIA

Raimundo Abando, presidente de Ciudadanos por Asturias
Asturias infierno fiscal


La Constitución Española recoge en el articulo 156 el principio de autonomla financiera de las Comunidades Autónomas. "con arreglo  a los princlpios de coordinación con la Hacienda estatal y de solidaridad entre todos los españoles". Pero la cada vez mayor autonomla financiera ha dado paso a una situación de insolidaridad al crear desigualdades entre  los ciudadanos de Espa, simplemente por residir en diferentes comunidades.



Principio de autonomia financiera
1. Las Comunidades Autónomas gozarán de autonomía financiera para el desarrollo y ejecución de sus competencias con arreglo a los principios de coordinación con la Hacienda estatal y de solidaridad entre todos los españoles.
2. Las Comunidades Autónomas podrán actuar como delegados o colaboradores del Estado para la recaudación, la gestión y la liquidación de los recursos tributarios de aquél, de acuerdo con las leyes y los Estatutos.

Si tuviéramos  que definir fiscalmente  a los ciudadanos españoles en relación a sus Comunidades Autónomas yo lo haria  entre ciudadanos de división de honor, de primera,  de segunda,  y de tercera  categorla. Y están en una u otra en función de situaciones historico/constitucionales, o por los éxitos y fracasos de sus gobiernos al adoptar decisiones. Vamos a hacer una revisión de las diferentes clasificaciones.

División de honor: Los residentes en el Pals Vasco y Navarra tienen los impuestos más bajos de Espana. 
 
Dolores Carcedo, depredadora fiscal de los asturianos

Y los tienen por su concierto economico, amparado por la Constitución Española a través de su régimen foral. Los residentes  en Madrid son otros de los privilegiados.  Pagan menos IRPF que el resto, tienen bonificado al 100% la cuota del Impuesto de Patrimonio, al 99% la del de Sucesiones y Donaciones, y al comprar  una casa solo pagan  el 6% de Transmisiones

Primera Categoría: Los de la Rioja. Poco a poco, y por la buena gestión de su Gobierno, van ganando posiciones y en un par de años estarán arriba.

Segunda Categoa: Entre otros, los de Cantabria, los de Castilla-La  Mancha, los de Baleares  y los de Canarias. En esta escala van tratando de mejorar todos los años en beneficio de sus ciudadanos.



Asturias: colonizada por la familia socialista, y, por ello, empobrecida, cada día más. Más de la mitad de los asturianos trabajamos, pagando, como se pede apreciar en este artículo, impuestos desorbitados, para mantener a la familia socialista que ocupa, desde hace más de treinta años, todo el sector público asturiano. Pero los partidos de la oposición callan, callan, callan ..., cuando no colaboran (PP), corrupción caso Gürtel,  con el Gobierno socialista (PSOE), corrupción caso Marea,  para acabar de sepultar a Asturias. El presupuestode Asturias es el presupuesto de la familia socialista. ¡Hay que poner fin a ésta situación explotadora!
 
PP, Cherines, y PSOE, Javier Fernández, pactando dar RÁPIDA sepultura a Asturias.
Tercera Categoa: Los de Cataluña, los de Andalucía, los de Extremadura, y, cómo no, los del Principado  de Asturias. Por desgracia para los residentes en estas autonomlas,  o hay un cambio radical en sus gobiernos, o estarán en el vagón de cola fiscal por mucho tiempo. Pero vamos a centrarnos  en nuestro querido Principado para ver el motivo de su penuria.

Esta persona compra un piso en el 2015 de 300.000  euros. Por otra parte, al pobre se le muere  su padre y recibe una herencia de 800.000  euros. Y como sólo tiene un hijo, que era el ojito derecho de su abuelo, le dona los 800.000 euros de la herencia. ¡No se van a creer la diferencia! ¡Prepárense  para el susto! Siéntense, por favor, no vayan a caerse al comprobar  la diferencia.


En Madrid: Por el  ejercicio 2015 pagaria  unos 60.000 euros.
En Asturias: Por el Ejercicio 2015  pagaria  unos 446.000  euros.
Una diferencia de 386.000 euros. o lo que es lo mismo. un 643% más en Asturias

No es la primera vez que digo que nacer, vivir y morir en Asturias es más caro que en el resto de España. Como lo me¡or, para entendernos, es poner un e¡emplo, vamos con él.
 
Supuesto: Persona que en el 2015 tiene  un patrimonio  de 1.300.000  euros y un sueldo de 110.000 euros al año.

En Madrid: Por el ejercicio  del 2015  pagaría unos 39.000  euros

En Asturias: Por el ejercicio del 2015 pagaría unos 49.000  euros.

Una diferencia  de 10.000 euros, es decir, un 25% más en Asturias que en Madrid.

Pero atención, mis queridos  lectores, vamos a complicarlo un poco.

Esta persona  compra un piso en el 2015 de 300.000  euros. Por otra parte, al pobre se le muere  su padre y recibe una herencia de 800.000  euros. Y como sólo tiene un hijo, que era el ojito derecho de su abuelo, le dona los 800.000 euros de la herencia. ¡No se van a creer la diferencia!  ¡Prepárense  para el susto! Siéntense, por favor; no vayan a caerse al comprobar  la diferencia.

En Madrid: Por el  ejercicio 2015 pagaria  unos 60.000 euros ...


Por Raimundo Abando, abogado y economista, expresidente de la Autoridad Portuaria de Avilés.



El Principado encabeza la presión fiscal sobre las herencias, aunque exime a las más modestas
Dolores Carcedo, consejera de Hacienda de Asturias, exprime al contribuyente astur, pero no cierra empresas públicas del Principado inútiles ycostosas para el contribuyente, no es transparente en el gasto público, no nombra Interventores profesionales, no controla la Central de compras, ...  y mucho más.

El impuesto de sucesiones y donaciones centró en los primeros años del siglo XXI la pugna tributaria entre las comunidades autónomas, que fueron legislando bonificaciones y reducciones que terminaron por establecer grandes diferencias entre lo que pagan por heredar o donar bienes en vida los ciudadanos de las distintas regiones. Asturias quedó colocada en ese proceso a la cabeza de la presión fiscal sobre las herencias, aunque llegó a suprimir de hecho el impuesto en algunos grados de parentesco y para las bases imponibles más modestas.

Las diferencias territoriales por el impuesto de sucesiones tienen su antecedente en las ventajas que las comunidades forales (País Vasco y Navarra) aplicaron tempranamente gracias a su mayor grado de autonomía tributaria. El riesgo de deslocalizaciones fiscales -fuga de patrimonios para eludir los impuestos- llevó a algunas comunidades limítrofes con las vasca y navarra a establecer bonificaciones. Esa práctica se extendió después por el conjunto de España. Tanto que un sector de hacendistas llegó a pronosticar que el impuesto de sucesiones estaba llamado a extinguirse.

Pero la crisis económica y la necesidad de recursos de las autonomías frenó aquella tendencia. El impuesto de sucesiones es una de las vías de ingresos más relevantes de las regiones y una de las menos expuestas al ciclo económico. En Asturias, ese tributo, en su doble vertiente de sucesiones y 
SIGUE LEYENDO … más en www.asturiasenred.es
 
 
La no CONFISCATORIEDAD  como principio constitucional tributario: La prohibición de la CONFISCATORIEDAD en relación con el derecho de  PROPIEDAD PRIVADA

PRINCIPIO DE NO CONFISCATORIEDAD
El principio de no confiscatoriedad se contempla en el artículo 31.1 de la CE y en el artículo 3 de la LGT. Este principio, según la dicción del artículo 31.1 del texto constitucional, viene a ser el contrapeso o el límite a la progresividad del sistema tributario. El principio de no confiscatoriedad es un principio realmente difícil de perfilar. El TC ha dedicado especial atención al mismo en su -Sentencia 150/1990, de 4 de octubre- que la prohibición de confiscatoriedad obliga a no agotar la riqueza imponible de los sujetos pasivos (por ejemplo, su renta) so pretexto del deber de contribuir. El propio tribunal señala a continuación, a modo de ejemplo, que cabría apreciar alcance confiscatorio «si mediante la aplicación de las diversas figuras tributarias vigentes, se llegara a privar al sujeto pasivo de sus rentas y propiedades»; como «sería asimismo evidente el resultado confiscatorio de un IRPF cuya progresividad alcanzara un tipo medio de gravamen del 100% de la renta...». No obstante, el TC reconoce que, excluidos estos dos supuestos, a los que él mismo califica de «límite absoluto»y «evidencia aritmética», lo cierto es que debe asumirse la dificultad de situar la frontera en la que lo justo degenera en confiscatorio. El TC alemán, en una Sentencia de 22 de junio de 1995, ha entendido a este respecto que la imposición, para no incurrir en la prohibición de confiscatoriedad, no puede superar un límite situado, aproximadamente, en el 50% de los rendimientos. Otro de los criterios para delimitar la no confiscatoriedad es el de preservar el patrimonio de los contribuyentes, de manera que la aplicación del sistema tributario en su conjunto no puede erosionar su patrimonio, lo cual vendría a significar que sus destinatarios deberían poder hacer frente al pago de esos tributos mediante su renta. La prohibición de confiscatoriedad afecta o se refiere tanto a cada figura tributaria concreta como al sistema tributario en su conjunto.


Cuando hablamos de Derecho tributario, debemos tener en cuenta que este se enmarca en el Derecho financiero que, a su vez, se encuentra integrado en el sistema jurídico español, entendido como el conjunto de normas que regulan la vida social de nuestro Estado. En este sentido, los objetivos de justicia que inspiran el ordenamiento con carácter general también son extensibles a todas y cada una de sus ramas.

En el ámbito del Derecho financiero, uno de los objetivos de justicia que tiene más importancia, sino el que más, es el de la justicia tributaria, esto es, cómo debe ser repartida la carga tributaria para que el resultado sea un sistema tributario justo. Y el instrumento idóneo para perseguir este objetivo son las constituciones, vértice de la pirámide normativa en la que se recogen los principios básicos del Ordenamiento Jurídico de cada país. En esta línea afirma Ferreiro Lapatza (1991, p. 322) que “la Constitución refleja, debe reflejar, la idea de justicia que una comunidad organizada políticamente profesa en un momento histórico determinado y los principios constitucionales de justicia tributaria deben reflejar, por tanto, esa idea de lo justo referida a la concreta esfera del os tributos”.


Llegamos así al concepto de Derecho constitucional tributario, entendido como aquel conjunto de normas, pertenecientes al Derecho constitucional, cuyo contenido hace mención a la caracterización que debe tener el Derecho tributario; en otras palabras, el conjunto de principios y normas constitucionales que gobiernan la tributación. Dichos principios, en la Constitución Española de 1978, se sitúan en los artículos 14 y 31, de manera que es indiscutible su aplicación inmediata, tal como queda plasmado en el art. 53.1 CE. Así, no estamos ante meros principios generales del Derecho, sino que se trata de principios que han sido incluidos en la Constitución, por lo que están revestidos de una protección especial, que les hace prevalecer sobre otros principios secundarios o instrumentales no mencionados en la Constitución.


Al estudiar estos principios nos encontramos con las dificultades típicas de los principios jurídicos, en general, y de los principios tributarios, en particular, y éstas son su indeterminación, que conlleva un esfuerzo interpretativo y analítico para dar contenido a los mismos, así como la falta de confianza en el resultado obtenido pues, dada la amplitud de su formulación, las interpretaciones acerca de los mismos no pueden ser sino diversas. En este ámbito, el Tribunal Constitucional tiene que realizar una tarea unificadora pues por tratarse, precisamente, de principios constitucionales, es este órgano el máximo intérprete. Sin embargo, y tal como veremos, los pronunciamientos del TC en materia de no confiscatoriedad son, tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo, limitados …



 

 










Publicado por Alejandro Mon