Archivo de artículos

ANDALUCIA: 30 AÑOS SOCIALISTA: ASTURIAS: 30 AÑOS SOCIALISTA: LA MISMA TECNICA POLITICA: LOS MAS ATRASADOS DE ESPAÑA (I)




Moreno "cuchilla", más que "Nocilla", gana; Maíllo se autoempareda, Susana decepciona


Andalucía: 33 años de régimen unipartidista, corrupto e ineficaz (I)

Los andaluces están secuestrados: la información está manipulada por el oligopolio informativo andaluz del PSOE. Las conciencias están compradas, PER, puestos funcionariales a dedo, universidades, enseñanza publica y concertada, sanidad publica y concertada, la administración esta corrompida. En Andalucia hay un régimen corrupto que en nada se diferencia del de Venezuela
 
Con este título damos comienzo a una serie que tiene por objeto explicar por qué desde 1982 hasta 2012 - nada menos que treinta años -, el PSOE ha ganado sucesivamente e ininterrumpidamente las elecciones andaluzas. En 2012 no ganó pero siguió gobernando gracias a la coalición con Izquierda Unida. Es decir, el dominio del socialismo nacido en Suresnes de la mano de Felipe González y Alfonso Guerra, auxiliado cuando ha sido menester por el comunismo andaluz (con la excepción de la etapa liderada por Julio Anguita) y el andalucismo ambiguo perosocializante, ha sido abrumador. La regla de oro de la democracia, la alternancia política, aún no se ha cumplido. ¿Por qué Andalucía es la única región de España donde la alternancia democrática no ha tenido lugar?

En la propaganda socialista, su dominación basada en elecciones libres, tiene origen en la supuesta incapacidad política de la derecha, del centroderecha y del liberalismo andaluz. Pero la espesa hegemonía del socialismo andaluz tiene mucho más que ver con la ocupación irregular de la sociedad andaluza y sus instrumentos por parte de un PSOE obsesivo con el poder y con la desigualdad de oportunidades producida entre los partidos políticos a la hora de presentar sus proyectos a los ciudadanos. En esta serie que iniciamos hoy vamos a ir resumiendo cómo se ha erigido lo que ya se llama popularmente "régimen" y que ha ejercido un despotismo "blando", como hace unos siglos lo caracterizó Tocqueville, alestilo del PRI mexicano.

1.-La ocupación de la administración

Pese a haber tenido la oportunidad de dar origen a una administración autonómica "ex novo", el PSOE procuró no gestar y dirigir una administración políticamente neutral y profesionalmente excelente para sus funciones democráticas, sino penetrarla ideológica y partidistamente de modo que cualquier gobierno de distinto signo político no tuviera opciones o tuviera muy difícil gobernar con ella.

A la muerte de Franco, sólo existían una sólida administración central y una débil y exigua administración local, muy fuertemente anclada, vía jerárquica, en las Diputaciones. La administración autonómica es consecuencia de la aprobación de la Constitución de 1979 y de la puesta en marcha del Estado de las Autonomías a partir de 1982.

La ocupación se consumó gracias a la siguiente hoja de ruta:
1.-Desde 1979, constitución de la Junta preautonómica, a principios de le década de los 90, la mayoría de los nuevos empleados públicos que entraron a formar parte de la Junta de Andalucía, lo hicieron sin convocatorias específicas de acceso, salvo una sola excepción, la de los llamados "transitorios" .


Andalucía: 33 años de régimen. La ocupación de la administración local (II)

Chaves y Griñán - Griñán y Chaves ... ¿Qué hicieron en Andalucia?
En el primer capítulo de esta serie pusimos de manifiesto cómo se prefirió una Administración autonómica penetrada por el PSOE antes que una profesional regida por los principios de igualdad, mérito, capacidad, neutralidad y eficacia. Para hacernos una idea de la dimensión de la administración local, en 2005 el sector público local andaluz estaba constituido por 1.627 entidades, de las que eran entidades locales básicas ocho  Diputaciones Provinciales y 770 Ayuntamientos. De ellas dependen 300 Organismos autónomos y 302 Sociedades mercantiles. Como entidades locales supramunicipales había 71 Mancomunidades y 176 Consorcios. Del total de los casi 500.000 empleados públicos.

Del total de los casi 470.000 empleados públicos existentes en Andalucía según el Ministerio de Administraciones Públicas en julio de 2014 un cuarto, casi 120.000, son empleados de Ayuntamientos, Diputaciones y sus entes.

Es de resaltar que la inmensa mayoría de este personal - desde 1982 a 2009, hubo 90.000 nuevos empleados municipales -, fue contratado desde 1982 cuando el PSOE obtuvo la más imponente mayoría absoluta que se recuerda en nuestra actual democracia, tanto en las Cortes como en municipios y diputaciones. En 1982, en toda España había casi los mismos funcionarios y empleados municipales que hoy existen en Andalucía. La influencia del PSOE en las contrataciones ha sido decisiva. No se trata de que el PSOE nombrara libremente a sus cargos de confianza, sino que penetró las plantillas de la mayoría de los entes locales por diferentes métodos y casi siempre, con el silencio ominoso de los sindicatos,, de modo que los efectivos reales de las relaciones de puestos de trabajo(RPT) están plagadas de personas afines al PSOE.

Para que pueda hacerse una idea somera de lo que explicamos, expongamos algunos casos escandalosos: Diputación de Sevilla, Ayuntamiento de Estepona, Diputación de Granada,

a)Diputacion de Sevilla: En 2008, el grupo popular de la Diputación de Sevilla denunció el hecho sorprendente de la "escandalosa" e "inexplicable" entrada de unos 400 nuevos trabajadores sin que hubiese mediado oferta de empleo público --la última databa de 1998, es decir, hace más de diez años. …


Andalucía: 33 años de régimen. Externalización, administración paralela y libre designación en Andalucía (III)

Andalucia: un reino de taifas
El mecanismo genérico usado en los casos ERE e Invercaria, por poner un ejemplo inicial, casos en los que se trataba de evitar el control y la intervención para beneficiar arbitrariamente los intereses del PSOE gobernante, es lo que puede considerar el mecanismo vertebral que explica la consolidación del régimen.

Se entiende por "externalización" de servicios de la Junta de Andalucía el uso de trabajadores no vinculados a la función pública para realizar trabajos propios de funcionarios o empleados laborales de la Administración. Ya se utilice para tales fines personal de las empresas públicas dependientes de la Junta o sus Organismos, casi siempre Sociedades Anónimas regidas por el Derecho Laboral; ya se recurra a personal de Fundaciones u otros Entes Instrumentales; ya se resuelva mediante contratos administrativos para trabajos específicos o se acuda para proveerse de personal a empresas privadas contratadas ad hoc, lo cierto es que los servicios que debería prestar la Administración son prestados "por fuera" de ella y sin su control.

De ahí el nombre de "externalización" aunque quien reserva tal concepto a las funciones realizadas por personal de empresas privadas en el seno de la Administración, con lo cual las Empresas Públicas, Fundaciones y otros Entes instrumentales quedarían al margen de tal consideración. Pero el objetivo que rige la externalización es escapar del Derecho Administrativo y de la Constitución en lo que hace referencia a contrataciones, adjudicaciones y personal, y eso se hace tanto en las empresas públicas y fundaciones como en las empresas privadas que prestan su personal no se sabe en virtud de qué oscuros acuerdos.

Todos estos procedimientos han dado origen a una "administración paralela" al servicio del partido del gobierno, sin control parlamentario alguno y bajo la dirección exclusiva de los directivos que imponen los altos cargos de la Junta y/o del PSOE. Tal "administración" oscura y descontrolada fue consagrada por la discutida Ley del gobierno Griñán que provocó la reacción de los empleados públicos en una rebelión sin precedentes, más aguda y potente dada la "traición" de UGT y CCOO a la meta de una función pública neutral. 40.000 manifestantes dieron fe de ello.

Aunque la principal excusa para proceder a estas contrataciones "externas" suele ser la rigidez del funcionamiento de la función pública, más ajustado a los hechos parece, cuanto menos, añadir el deseo de sustraer el acceso al empleo público a la igualdad de oportunidades y medios de los ciudadanos y seguir practicando el tradicional "a dedo". Como ya hemos mostrado en páginas anteriores, se trata de sustituir el mérito y la capacidad por el capricho y el sectarismo políticos. …










Publicado por Alejandro Mon