Archivo de artículos

ANDALUCIA: 30 AÑOS SOCIALISTA: ASTURIAS: 30 AÑOS SOCIALISTA: LA MISMA TECNICA POLITICA: LOS MAS ATRASADOS DE ESPAÑA (IV)

Andalucía: 33 años de régimen:Controles sobre Sanidad, Educación, asociaciones y otros (X)


El resultado de los treinta y tres años de gobiernos socialistas ha sido la edificación de un régimen político cuya característica principal es la dominación de un solo y único partido mediante la ocupación de los órganos vitales de la sociedad andaluza. ¿Ha ocurrido en la educación, en la sanidad y en las asociaciones ciudadanas lo mismo que en la Administración autonómica, los ayuntamientos, las cajas de ahorros, los medios de comunicación o en los empresarios y en los sindicatos?

Cuando la Cámara de Cuentas de Andalucía encontró en 1989 65.000 millones de pesetas sin justificar en la sanidad andaluza, Felipe Alcaraz, portavoz de Izquierda Unida, tildó estas irregularidades de "ilegales, escandalosas y tercermundistas". Alcaraz se refirió a esos casi 65.000 millones de pesetas como "un agujero" en las cuentas de la Consejería de Salud, que incumplía la Ley de la Hacienda Pública. El Consejero Mayor de la Cámara era el socialista José Cabrera Bazán.Entre sus conclusiones, afirmaba que el descontrol sobre el personal existente en la Consejería de Salud y el SAS era no la excepción sino la norma. Incluso afirmaba que en el año 1989 "no existía una plantilla orgánica del SAS" e, incluso, que "los sistemas de registro e información disponible no garantizan el conocimiento exacto y pormenorizado del personal del SAS".Era legítimo suponer que el procedimiento seguido en la sanidad andaluza respecto al personal es el mismo que se ha seguido en la Función Pública en general. Esto es, nombramiento a dedo, vía directa o vía libre designación, del mayor número de cargos posibles eludiendo las pruebas de acceso transparentes, basadas en el mérito y la capacidad y en igualdad de condiciones como marca la Constitución (incluso los cargos intermedios de los hospitales), nombramiento arbitrario de eventuales e interinos y finalmente pruebas ad hoc para dejar consolidados a quienes ya se había conseguido colocar dentro de la Administración sanitaria, dotándolos de una "mochila" de puntos y ventajas respecto a los que no tenían experiencia previa en la sanidad andaluza.

Era legítimo suponer que el procedimiento seguido en la sanidad andaluza respecto al personal es el mismo que se ha seguido en la Función Pública en general. Esto es, nombramiento a dedo, vía directa o vía libre designación, del mayor número de cargos posibles eludiendo las pruebas de acceso transparentes, basadas en el mérito y la capacidad y en igualdad de condiciones como marca la Constitución (incluso los cargos intermedios de los hospitales), nombramiento arbitrario de eventuales e interinos y finalmente pruebas ad hoc para dejar consolidados a quienes ya se había conseguido colocar dentro de la Administración sanitaria, dotándolos de una "mochila" de puntos y ventajas respecto a los que no tenían experiencia previa en la sanidad andaluza....






"Andalucía está a punto de cumplir nueve años como comunidad autónoma con los mismos problemas que sirvieron de argumentos para las ya lejanas elecciones de mayo de 1979: un desempleo casi 10 puntos por encima de la media nacional y una infraestructura de servicios públicos y comunicaciones con niveles más bajos que el conjunto del país. Esta situación se mantiene pese a que la economía andaluza ha crecido más que la media de España en los últimos años. Ésta es también la comunidad que maneja un presupuesto mayor: casi 800.000 millones de pesetas este año." (El País, 4 de mayo de 1988).

"¿Cómo después de 30 años de generosas ayudas de la UE y de otras regiones españolas Andalucía sigue en el furgón de cola? ¿Qué se ha hecho mal para que en este tiempo se hayan multiplicado por cuatro el número de parados y para que uno de cada cuatro parados españoles sea andaluz? Es dando respuesta a estas preguntas como debería comenzarse a hacer frente al ridículo sambenito de la indolencia andaluza, que dura ya más de dos siglos." El Mundo, 15-10-2011

En 1982, el presupuesto total del gobierno andaluz fue de unos 17 millones de euros. En 2012, más de 32.000 millones. En conjunto, se ha podido calcular que el gobierno socialista de la Junta de Andalucía ha podido manejar cerca de 160 billones de pesetas desde 1982, casi un billón de euros (sumadas las ayudas europeas). Nunca jamás dispuso Andalucía de una riqueza tal para favorecer su propio desarrollo.

Hagamos una comparación especialmente odiosa para la izquierda sectaria. El general Franco dirigió una dictadura durante 36 años, algo reprochable desde un punto de vista ético, liberal y democrático, pero en ese tiempo cambió un país hasta el punto de que un escritor andaluz, Juan Eslava Galán, ha podido titular un libro con la siguiente expresión descriptiva: "De la alpargata al seiscientos". Del desastre de una guerra civil a las fronteras de la Union Europea. Sin embargo, en 33 años de régimen socialista sobre Andalucía, las diferencias de desarrollo y bienestar de Andalucía respecto a otras regiones de España y Europa apenas han variado. Alguien tiene que ser responsable de este fracaso gigantesco de unas políticas que han servido mucho más para impedir la alternancia democrática que para el desarrollo de los andaluces.

No sería justo decir que el PSOE es causante del retraso andaluz, porque ese retraso data de la segunda mitad del siglo XIX y el gobierno de la Restauración, con su preferencia por las regiones catalana y vasca, contribuyó en gran medida a consolidar la tragedia del Sur español como ha destacado el profesor Velarde en Libertad Digital. Pero puede afirmarse que desde entonces ni la dictadura de Primo de Rivera, ni la República, ni la dictadura franquista ni el PSOE han conseguido la equiparación de Andalucía a las mejores regiones europeas y españolas. Especialmente el PSOE sí fue quien enarboló tal bandera en las elecciones de 1979 y 1982.

Según el Índice Físico de Calidad de Vida que aúna el Índice de Desarrollo Humano con el Índice de la renta, Andalucía, al menos desde 1900 a 2000, está, junto con Extremadura y Castilla la Mancha a la cola de España….




La paradoja andaluza



 Hay quien se pierde más allá del Volga en busca de algo tan inasible, y tan real, como el alma rusa. Yo he dado un paseo por Andalucía en busca de una paradoja. Hace ya bastantes años que la mayor comunidad española se relaciona con la llamada paradoja de la satisfacción, planteada por el prestigioso sociólogo cordobés Manuel Pérez Yruela: Andalucía ha prosperado tanto en los últimos 40 años y es tan consciente de ese progreso, viene a decir la paradoja, que apenas presta atención a lo mucho que falta por resolver y en el fondo se siente contenta. Creo que hay verdad en eso, con toda la carga de ambigüedad que conlleva cualquier paradoja. El considerable grado de satisfacción va acompañado, sin embargo, de impaciencia o fatalismo, según los casos. En el sistema andaluz prima lo urgente sobre lo importante. Quizá no pueda ser de otra manera.

Hace fresco en Jerez. Despierto en una habitación cuya ventana da a un estadio. Me refiero al interior: veo el césped, la pista de tartán, la grada de enfrente, los marcadores. Mi habitación es como un asiento de tribuna. Estoy en el estadio de Chapín, inaugurado en 1988 y completamente remodelado en 2002 para acoger los Juegos Ecuestres Mundiales. El estadio, el polideportivo contiguo, el circuito de Fórmula 1 y demás obras magnas dejaron una huella profunda en las cuentas municipales, con una deuda superior a los mil millones de euros. Jerez, con un desempleo que ronda el 40%, soporta hoy el estigma del fracaso. El andalucista Pedro Pacheco, su alcalde entre 1979 y 2003, fue a prisión por colocar en empleos públicos a gente del partido; la socialista Pilar Sánchez, alcaldesa entre 2005 y 2011, fue condenada por usar fondos del Plan E de Zapatero para pagar nóminas; la popular María José García-Pelayo, actual alcaldesa, está en el sumario Gürtel. El cargo entraña riesgo.
 

Pasamos cuentas a la ruina de Sánchez Gordillo

La calle Larga, eje comercial de la ciudad, se ve relativamente animada. Junto a la fuente pasa un coche del PSOE con un altavoz que repite un mensaje grabado: "Aquí no dejamos a nadie tirao", dice Susana Díaz. En un tabanco, un establecimiento típicamente jerezano en el que se envejecen, se venden y se sirven vinos, hablo con Marcos, economista y técnico municipal. "Este es un ayuntamiento que no puede plantearse planes de futuro, casi todos los recursos se destinan a asistencialismo, no es posible pensar en otra cosa que en tapar agujeros y auxiliar a la gente". Pago de alquileres, pago de facturas eléctricas, pago de innumerables facturas vecinales para evitar el colapso. El comedor social de San Salvador, donde durante más de un siglo se alimentaron los jerezanos más pobres, ya no puede cubrir la demanda y ofrece paquetes de alimentos, sin cocinar. En los tiempos de la alegría y el ladrillo, Jerez creció a lo largo y a lo ancho. Ahora es una ciudad extensa, muy poblada -215.000 habitantes- y muy cara de mantener. "Es una ciudad sobredimensionada", indica Marcos. Los vinos que la hicieron famosa también están en crisis y aportan poquísimo a la economía local. …


 







Publicado por Alejandro Mon