Archivo de artículos

ABUELAS: MUEREN LAS ‘ABUELAS’ DEL MUNDO



MUEREN LAS ‘ABUELAS’ DEL MUNDO

Muere Misao Okawa, la mujer más longeva del mundo, a los 117 años

Una era japonesa y se llamaba Misao Okawa. Falleció ayer a la edad de 117 años. Era, según el Libro Guinness de los Récords, la mujer más vieja del mundo, título que le fue otorgado en febrero de 2013, tras fallecer otro japonés, Jiroemon Kimura, con 116 años. Pero el 1 de abril fue también el último día de la uzbeka Tuti Yusupova, que tenía 134 años pero carecía de un título que la reconociera como la mujer más longeva del globo. Queda inaugurada la liza para conseguir el título de la mujer, o el hombre, más viejo del mundo. 
Yusupova, según informa la prensa de Uzbekistán, nació el 1 de julio de 1880 y «era ocho años mayor que la Torre Eiffel» –dice el diario Yorkin Karakalpakstan (El Karakalpakstan Libre)–. Es decir, era 17 años mayor que la japonesa Okawa. Pese a no tener títulos oficiales y mundiales de senectud, Yusúpova si consiguió en vida el homenaje de su pueblo. 

Japón y Uzbekistaán
En 2008, el entonces recién elegido presidente uzbeko, Islam Karimov, le concedió la medalla estatal Shyjrat (del honor) e incluso declaró 2015 el año de la Tercera Edad en la república, cuando se certificó que Yusúpova era la mujer más mayor de Uzbekistán. En su región, Karakalpakstan, en el noroeste del país y limítrofe con el mar de Aral y Kazajistán, se cree que viven alrededor de 26 personas mayores de 100 años, una cifra que asciende en el conjunto del país. Yusúpova trabajó durante años en la construcción de canales de irrigación. 

Okawa había celebrado su cumpleaños el pasado 5 de marzo, ocasión para la que lució un kimono rosa pastel y una pequeña flor del mismo color en su cabello blanco. Cuando le preguntaron qué sentía al cumplir 117 años aseguró que le había parecido «más corto» pero que estaba «muy contenta». 

Okawa dijo en varias ocasiones a los medios de comunicación que sus secretos para la longevidad eran «vivir sin estrés, dormir al menos 8 horas diarias y comer lo que le gustaba y de forma abundante». Hasta los 110 años, Okawa era capaz de caminar y de valerse por sí misma pero, en los últimos años, se desplazaba en una silla de ruedas. Tomohiro Okada, resposable de la residencia en la que Okawa vivía, aseguró que «se fue en paz». «La echaremos mucho de menos», añadió. 

SIGUE LEYENDO … más en www.asturiasenred.es
  

Aprendamos de Okinawa, la población más longeva del mundo

En Japón el pueblo más longevo del mundo

Desde tiempos inmemoriales, los seres humanos hemos ansiado encontrar algo así como el Santo Grial de la juventud, por no decir de la inmortalidad. Ciertamente el cáliz de la inmortalidad le está vedado al ser humano, cuya propia naturaleza parece estar programada para no poder vivir mucho más allá de los 130 años, que parece ser el tope biológico posible. Pero, ¿cómo podríamos alcanzarlo de modo que pudiéramos vivir esos años con calidad? En resumidas cuentas, ¿cómo prolongar la juventud, esperanza de vida y en el camino lograr años extras con plena capacidad? Si pudiéramos encontrar respuestas para estas preguntas, una importante parte de éstas deberían venir de las pistas que nos deja la población más longeva del mundo: los habitantes de la isla japonesa de Okinawa.
El archipiélago de Okinawa está compuesto por 161 islas corales al sur de Japón y, estadísticas en mano, se ha convertido por méritos propios en la residencia del elixir de la longevidad. Los okinawenses poseen una lustrosa piel oscura y son delgados y ágiles entrada la tercera edad. Las grandes enfermedades crónicas de Occidente están en este lugar en los niveles más bajos del mundo, el suicidio es algo desconocido y la palabra "jubilación" no existe en el dialecto local. Los centenarios de Okinawa no emplean su tiempo en casas de cuidado o residencias sino que disfrutan de vidas activas. Una de las celebridades locales es un profesor de kárate de 97 años, famoso por derrotar a un ex-campeón con 30 años.
Cuando los okinawenses mueren, frecuentemente lo hacen sin una enfermedad conocida. Con 34 centenarios por cada 100.000 habitantes, y un inusual número de personas por encima de los 105 años, son oficialmente las personas que más viven del planeta. Los niveles de enfermedad cardiovascular, cáncer o infarto son un 60% más bajos en este lugar que en Japón, donde ya las tasas son realmente bajas. Los okinawenses tienen un 80% menos de ataques cardíacos que los americanos y el cáncer de mama es algo tan extraño que no se hacen mamografías. También tienen un 40% menos de cáncer que los occidentales, y cuando lo tienen, su probabilidad de sobrevivir se duplica.
Desde 1975, un grupo de investigadores estuvieron estudiando a esta población por sus extraordinarias salud y longevidad, tras lo cual publicaron su libro The Okinawa Way. La primera persona que examinaron los doctores Bradley y Craig Willcox fue un hombre de 101 años que pensaron que tenía 70. Hallaron que incluso en su ancianidad, los okinawenses poseen sistemas inmunitarios jóvenes, son delgados, tienen elevados niveles de hormonas sexuales y una excelente salud mental. 

Los autores concluyeron que los resultados del estudio eran totalmente replicables en Occidente, y que tenía que ver sobre todo con su dieta, así como estilos de vida como la actividad física y el equilibrio mental. Por desgracia, las nuevas generaciones de okinawenses están abandonando la dieta y estilos de vida tradicionales y están imitando la alimentación y modas occidentales, y como consecuencia sus tasas de enfermedades crónicas están ascendiendo, lo que demuestra que los okinawenses no poseen ningunos genes especiales. Los secretos de Okinawa son los siguientes: …







Más vídeos en Antena3






Este es el escaparate que las Apple Store lucirán con la llegada del "Apple Watch"

9to5Mac ha conseguido información sobre cómo será el escaparate de las Apple Store una vez las reservas del Apple Watch empiecen en los primeros nueve países donde se va a lanzar, incluyendo una recreación que podéis ver justo sobre estas líneas: es justo lo que veremos en las tiendas oficiales que tengan el frontal de cristal.
Si os fijáis, el montaje imita la distribución de iconos redondos que tendrá el Apple Watch. Habrá algunas redondas centrales en las que se podrá ver el accesorio mostrando demostraciones en pantalla, mientras que en el fondo de todas las pantallas habrá luces LED que irán cambiando de color gracias a un Mac mini que controlará el escaparate.

¿Cómo está hecho por dentro el "Apple Watch"?







Publicado por Alejandro Mon