Archivo de artículos

PUERTO DE GIJÓN: OBRA AMPLIACIÓN DEL MUSEL: AHORA LOS CULPABLES SON OTROS...



AMPLIACIÓN DEL MUSEL, AHORA LOS CULPABLES SON OTROS…
 
Fernando Menéndez Rexach, expresidente del Puerto de Gijón, y José Luis Díaz Rato, exdirector del Puerto de Gijón y exdirector de la obra de ampliación del Musel ... ¿Quién le nombró?... Hubo nombramiento?

Ha comenzado el Juicio en La Audiencia Nacional sobre la Ampliación del Puerto de Gijón. De momento, no hay muchas noticias que no supiéramos. Si acaso, que los motivos de la ocultación o mentira sobre que La Ampliación iba en plazo y presupuesto eran políticos: las elecciones del 2007. Se va confirmando, eso si, que las denuncias presentadas por la Oficina Europea de Lucha Contra el Fraude, por la Asociación Ciudadanos por Asturias y por Podemos eran ajustadas a la realidad de lo que en Gijón había pasado.
Para poder seguir el Juicio día a día, vamos a enumerar las denuncias que hasta ahora se han planteado:
1-               La obra se adjudica de forma irregular a la UTE Dique Torres. Entre otras razones por lo siguiente:
A-              No era la oferta más barata. La principal disculpa para no dársela a Sacyr (62 millones menos), fue que no se confiaba en que las canteras que se iban a utilizar fueran capaces de suministrar toda la piedra necesaria. Gran contradicción cuando las del adjudicatario fueron las que luego provocan el aumento de los 225 millones de euros más de lo presupuestado.
B-              Uno de los socios del adjudicatario, SATO, era, junto a Hidroeléctrica del Cantábrico, propietario de la Cantera de Aboño, lo que propiciaba que la cláusula 5.7 del contrato fuese contraria a los Principios de transparencia e Igualdad de Trato del artículo 4 Directiva 93/38 de la Comunidad Económica Europea. Como así lo recogió La Intervención General del estado en un informe realizado el 28 de Marzo del 2012.
C-              La oferta de la UTE adjudicataria modifica en parte el Pliego de Condiciones aprobado por el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Gijón, lo que el propio Pliego prohibía.


2-               Falta de control en los pesajes de los áridos y de los precios pagados por ellos. Ha quedado de sobra demostrado que fue así. Había camiones que no se pesaban. Se metieron estériles de Mina La Camocha que no se sabe si cumplían las especificaciones y que, aparentemente, no se pagaban pero si se cobraban. Las empresas de control, aun elegidas por La Autoridad Portuaria de Gijón, eran pagadas por el adjudicatario de la obra, es decir, controlaban a quien les pagaba…

3-               Los precios del material de las canteras suministrados por el adjudicatario son modificados al alza dos veces de forma, a mi entender, ilegal, con solo la firma del Director del Puerto, Señor Díaz Rato. La primera el 20 de Abril del 2006, donde aprueba un aumento de precios con carácter retroactivo desde Mayo del 2005. Lo que demuestra que desde Mayo del 2005 el Director (y con toda seguridad, el Presidente también), sabía que los sobre costes se iban a producir. La segunda con fecha 30 de Octubre del 2006. El Director no tiene facultades para alterar al alza los precios de una obra sin que se haga la Tramitación de un Expediente de Modificación del Contrato y sin que lo apruebe el único Órgano de Contratación capacitado para ello, cual es el Consejo de Administración de La Autoridad Portuaria de Gijón. Pero además de firmar las dos “Actas de Precios Nuevos” se permite ordenar el pago de esos aumentos sin tener el Expediente de Modificación aprobado, lo que es otra ilegalidad. Ya que el Expediente comienza a tramitarse el 15 de Octubre del 2007 y no se aprueba por el Consejo de administración hasta el 18 de Diciembre de ese año; veinte meses después del primer aumento de precios. Para más escándalo, al aumentar los precios al adjudicatario, se le aumenta doblemente a SATO, uno de los socios, pues, como dijimos anteriormente, también era dueño de una de las Canteras a la que se le aumenta los precios. Y la pregunta, llegado este momento es: ¿Sabía el Consejo de Administración de La Autoridad Portuaria cuando aprobó el Expediente de Modificación que ya se habían alterado al alza los precios y que ya se había y se estaba pagando ese aumento? ¿Se lo ocultaron el Presidente y el Director a los Consejeros? Si lo sabía el Consejo, todos ellos tienen responsabilidad por no denunciarlo. Si no se le dijo al Consejo, la responsabilidad es del Director, del Presidente y de algún miembro  del Consejo que, me consta, estaba enterado de todo lo que acontecía y que tampoco informó al resto de sus compañeros, que era su obligación.

4-               El 16 de Mayo del 2005 el Presidente y el Director proponen al Consejo de Administración la compra y expropiación de la Cantera del Alto Aboño por un importe de unos seis millones de euros. La propuesta es aprobada por unanimidad. ¿Le dijeron al Consejo cual era el verdadero fin de la compra? Porque el único motivo era que el contratista tenía problemas con las canteras.  ¿Dónde se vio que una Administración Pública haga una inversión para favorecer al adjudicatario de una obra? Para más indignación, la Cantera del Alto Aboño nunca se pudo explotar, pues, ante una denuncia del Ayuntamiento de Carreño, el Tribunal Supremo prohibió su utilización. Es decir, además se tiraron seis millones de euros por la ventana.

En mi opinión, como consecuencia de todas estas ilegalidades, arbitrariedades y despilfarros públicos, puede haber una serie de delitos, que recoge el Código Penal, como prevaricación de funcionario público de artículo 404, omisión de perseguir delitos por parte de la Autoridad o funcionario del artículo 408, delito de negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos y de abusos en el ejercicio de su función del artículo 439, o incluso fraude en la entrega indebida de fondos públicos y malversación de fondos públicos.



Resulta llamativo que tanto el expresidente como el exdirector traten de disculparse a si mismos diciendo que la culpa es de los otros. El expresidente se ampara en el Consejo de Administración, en el Abogado del Estado y en la Intervención General del Estado. El exdirector trata de echar la culpa al expresidente de Puertos del Estado, Mariano Navas, y al exsecretario de Estado de Infraestructuras y Transportes, Fernando Palao. Pero miren ustedes, yo creo que no tienen razón. Don Fernando Palao y Don Mariano Navas lo sabían todo, por supuesto, al igual que la Ministra, Magdalena Álvarez y el Presidente del Principado de Asturias, Álvarez Areces, pero jurídicamente no tenían competencias. La Abogacía del Estado y la Intervención no son infalibles, se pueden equivocar; sobre todo cuando le ocultan o no le cuentan todo lo que se está haciendo. Y respecto al Consejo de administración, depende. Puede tener toda la responsabilidad o ninguna, en función de que le hubieran informado de todo o le hubieran ocultado todo.
Jose Maria Alcoba, el abogado del Estado que asesoró al Puerto de Gijón en todo lo referente a la obra de ampliación del Musel: en la tramitación del expediente de contratación, durante la ejecución de la obra en los modificados, y en los pleitos con la " UTE Dique Torres", empresa contratista. Y ... qué asesoró en lo referente a las piedras/canteras ? ¿Acaso no es culpable también del dedaguisado de la ejecución de la obra con sus informes?
He aquí a qué se dedicaban los señores feudales del Puerto de Gijón:
¡ ... A VIAJAR!
Viliulfo Díaz Pérez, su abogado, disparata en los elogios que hace a su defendido José Luis Díaz Rato, que fue Director facultativo de la obra de ampliación del Musel. Este señor abandonó la dirección de las obras haciendo dejación de sus funciones al dedicarse a viajar, sin ton ni son, con cargo al dinero de los contribuyentes. Con tanto viaje no controló lo más mínimo la obra, causa de los sobrecostes. ¡Hay que exigirle responsabilidades! Si a ello añadimos que no tiene ni idea de lo que es la contratación pública, el desastre de la obra está servido. Y... quién le nombró "Director facultativo" de la obra?  En qué acta del Consejo de Admnistración del Puerto figura su nombramiento? Parece ser que en ninguna ... a pesar de que la competencia para su nombramiento era exclusiva del Consejo de Administración. El se arrogó esa competencia siendo incompetente para ello. Ha incurrido en una gran responsabilidad que habrá que exigírsela por via judicial.

El problema de Menéndez Rexach  y Díaz Rato es que, como pasaba en la España de aquella época, pensaban que ellos podían hacer lo que les diera la gana, ya que el poder político lo podía todo, que era un poder absoluto que estaba por encima de la Ley y del Ordenamiento Jurídico.

Ahora todo se está estudiando en La Audiencia Nacional. El expresidente, el exdirector, el gerente de la UTE (los tres imputados por el Juez), la Abogacía del Estado, la Intervención General del Estado, Hidrocantábrico, Tudela Veguín, los exministros de Fomento, los exsecretarios de Estado, los expresidentes de Puertos del Estado, el Señor Álvarez Areces y todos los Consejeros de la Autoridad Portuaria de Gijón desde el 2004 hasta el 2012 tienen mucho que decir y que aclarar.
 
José Blanco, exministro de Fomento, a la izquierda, y Vicente Álvarez Areces, expresidente de Asturias, en el momento en el que descubren la placa conmemorativa de la inauguración de la ampliación de El Musel, el 11 de enero de 2011
¿Qué celebraban? ¿La NADA ... ?
Y no sé qué pensarán ustedes, pero yo creo que no se puede consentir, como ya se ha escuchado en algún foro, que, por el bien de Asturias, lo mejor es taparlo todo. En los asuntos públicos y en política, el fin nunca debe de justificar los medios. Flaco favor les estaríamos haciendo a la lucha contra la corrupción, a la transparencia, a la Justicia y, en definitiva, a la verdad si se hiciera caso a los amigos de la ocultación. El Juez debe llegar hasta el final de este asunto. Y, si se demuestra que hubo delitos, castigar a los culpables. A los culpables de una ampliación que nunca se debió de hacer y cuya adjudicación y obra fueron un auténtico descontrol.



EL MUSEL: LA OBRA DE AMPLIACIÓN SE HUNDE: VICIOS OCULTOS: RESPONSABILIDADES ... ESCOMBROS PARA EL RELLENO









Publicado por Alejandro Mon