Archivo de artículos

EUROPA VERSUS EURABIA: TIEMPO AL TIEMPO: EL VIENTRE DE NUESTRAS MUJERES NOS DARÁ LA VICTORIA




La gran sustitución: Eurabia

ASISTO, atónito, a lo que pasa «en este país», como dicen los tertuliasnos, y en el resto de ese continente, hoy en ruinas, que ya no es Europa, sino Eurabia. Cuentan que en 1974 el presidente argelino Boumédiène lanzó este vaticinio: «Día vendrá en el que millones de seres humanos abandonarán el hemisferio sur para ir al hemisferio norte. Y no irán a él como amigos, pues su propósito será el de conquistarlo. Serán sus hijos, y no ellos, quienes lo conquisten. El vientre de nuestras mujeres nos dará la victoria».

Ahora estamos así, pero la gran convulsión ha comenzado y Europa será ... EURABIA
Se trata, probablemente, de una frase apócrifa, más no por ello menos atinada en lo que a su dimensión profética se refiere. En África, a comienzos del siglo XX, vivían cien millones de personas. Hoy se ha multiplicado por diez esa cifra y se calcula que dentro de 35 años se hacinarán allí entre dos mil y tres mil millones de almas. No hay que ser Nostradamus para adivinar lo que nos espera. ¿Se ha vuelto loca la Merkel? No, qué va. Necesita mano de obra barata para financiar lo que Hitler no consiguió: apoderarse de Europa, digo, de Eurabia. ¿Se ha vuelto loco el Señor de las Mil Guerras condecorado con el Nobel de la Paz? No, qué va. 

Lo que quiere es socavar Europa, digo, Eurabia para que su país sea el único gallito en el corral de lo que otrora fuese Occidente. ¿Se han vuelto locos los que censuran desde la grillera de las tertulias, las bancadas de la oposición e, incluso, las poltronas del Gobierno a quienes dicen cosas tan sensatas como las dichas por Jorge Díaz Fernández, Maroto y, en el programa de Ferreras, el impagable Jorge Verstrynge? No, qué va. Son catequistas de ese Papa alumno de Perón que todos los días peca contra el Dogma. Excomúlguenlo.
 

¿Es fascismo, xenofobia, islamofobia o sentido común suponer que en la cresta y en el vientre de las olas de refugiados surfean predicadores del yihadismo, terroristas de gatillo fácil y descuideros de la inmigración ilegal? ¿Será cierta la especie de que el padre de Aylan llevaba tres años viviendo en Turquía, es un traficante de carne humana y se hizo a la mar egea, en vez de poner rumbo a Canadá, porque en Alemania le iban a arreglar los piños? ¿Llevan razón quienes sostienen que sólo en su lugar de origen cabe atajar la catástrofe? Pues entonces que devuelvan el poder a Al Asad. Es la única salida. Si la OTAN interviene, tendremos guerra mundial.


«Día vendrá en el que millones de seres humanos abandonarán el hemisferio sur para ir al hemisferio norte. Y no irán a él como amigos, pues su propósito será el de conquistarlo. Serán sus hijos, y no ellos, quienes lo conquisten. El vientre de nuestras mujeres nos dará la victoria»


 Bruselas, capital de 'Eurabia'

Bruselas: la nueva capital de Eurabia; el avance del Islam en Europa [2011-11-28]

Tras los atentados contra la revista Charlie Hebdo y las sucesivas operaciones contra supuestas células terroristas, la capital de Bélgica mantiene suscomunidades religiosas separadas y desconfiadas. Hay convivencia en el día a día, en los comercios y en las calles, pero también recelos mutuos y una falta alarmante de diálogo.

Las diferencias son también de género, especialmente entre las mujeres jóvenes. Las "occidentales europeas", independientes y sin temor a mostrar su piernas o escotes, son conscientes de que a ciertas horas, o en según que zonas, pueden ser mal vistas. Las mujeres árabes visten mayoritariamente el hiyab, el tradicional pañuelo del Norte de África o los países de Oriente Medio, y es dificil verlas si no es en compañía de sus maridos o del hombre de la familia.


Libertad de expresión y libertad religiosa luchan de manera soterrada en las calles de la ciudad, donde se aprecia una falta de oportunidades laboralespara la población norteafricana, recluida en ultramarinos de barrio, en restaurantes kebab o tiendas de electrónica. Están ausentes de las profesiones liberales, de los museos y, por supuesto, de la "burbuja arquitectónica" formada por las instituciones europeas.

Un estudio económico de la Universidad de Rabat para la Fundación Rey Balduino cifra a la mitad de esta población viviendo por debajo del umbral de la pobreza. Y sólo a un tercio con empleo fijo. Gran parte de esta comunidad vive en estos dos barrios con decenas de mezquitas y calles, como las que rodean la plaza de la Maison Communale de Molenbeek, donde los carteles de la mayoría de sus comercios son en árabe.


En Anderlecht está Gare de l'Ouest, la estación del oeste, uno de los puntos considerados más problemáticos por la noche para que una mujer pasee sola.Francesca Zaganelli es una joven italiana que vive en la zona. “No salgo mucho por la noche aquí, normalmente me muevo al centro”, destaca sobre la vida de su barrio. Hace vida por el día y describe el lugar como un sitio tranquilo aunque “cuando llegué aquí sí tenía miedo porque mucha gente me alertaba sobre la zona y había muchos sentimiento negativos”.

La policía desplegó en este barrio un operativo días después de los atentados de París en busca de una supuesta célula durmiente terrorista. El quiosco frente al edificio cercado lo regenta Sebbata Omar, un belga-marroquí que llama a la concordia y que no se corresponde con la imagen del joven europeo musulmán radicalizado. “Necesitamos calmar la situación y enviar un mensaje de tranquilidad”, dice al mismo tiempo que muestra su frustración porque “cuando vemos los medios parece que ser musulmán es igual a radical o terrorista”.

“La tensión ha subido después de todos los atentados, no es visible, palpable, pero el otro día un joven musulmán me decía que ve lo que está pasando en Siria, cómo se están matando... y exclamaba que tenía que ir a ayudar”, relata de su experiencia personal otra vecina, Flora Acebos. 

Omar vende desde bebidas alcohólicas a revistas pornográficas y su mujer, también belga-magrebí, no lleva velo y sí un vestido de falda por encima de la rodilla. Su grupo étnico-religioso sería uno de los que más sufren la discriminación laboral en Bélgica. “Hay partes de Bélgica donde se produce, por desgracia, una discriminación laboral y, aunque vivimos en un país libre, se basa en motivos raciales o de religión”, denuncia el imán Adnan Feroz, de la mezquita Idara Taleem-ul-Islam.

Gare de l'Ouest es un punto intermedio con Molenbeek, donde las operaciones anti-terroristas detuvieron a 9 presuntos yihadistas. Curiosamente, en torno a las calles donde se desplegó parte del dispositivo está la iglesia principal del barrio. El domingo a mediodía hay una misa congoleña abierta al público a la que también acuden belgas de origen no africano, como Jeanique Christien. Este católico desmiente “problemas de convivencia” en el barrio y que incluso habla de “encuentros y diálogos con musulmanes”.
En esta comuna, barrio con autoridad política propia, hay al menos quince mezquitas oficiales. En varias entrevistas realizadas por El Confidencial tras las operaciones anti-terroristas, líderes religiosos y creyentes musulmanes condenaban con vehemencia los atentados de París pero también marcaban límites a la libertad de expresión….

SIGUE LEYENDO … más en www.asturiasenred.es




Oriana Fallaci convierte el islam en la gran amenaza de Occidente


Oriana Fallaci (Florencia, 1929) publica esta semana La fuerza de la razón, su segundo libro contra el islam. Tras La rabia y el orgullo, de 2001, en el que descalificaba a la religión musulmana y a los musulmanes y por el que fue procesada en Francia y Suiza, la periodista italiana afirma en su nuevo libro que "Europa se convierte en una colonia del islam" y llama a "la resistencia contra quien nos invade".

La fuerza de la razón empezó a imprimirse el 12 de marzo, un día después de los atentados del 11-M, y va dedicado "a los muertos de Madrid". La nueva obra de Fallaci fue calurosamente recomendada ayer por el ministro de Justicia de Italia, Roberto Castelli, miembro del partido xenófobo Liga Norte, coaligado con la Forza Italia de Silvio Berlusconi. "Invito a todos a que lean el libro", dijo Castelli durante una entrevista radiofónica. El ministro criticó la polémica suscitada por La rabia y el orgullo y la que empezaba a levantarse en torno al nuevo texto antiislámico: "Parece que en los regímenes democráticos se puede decir todo menos la verdad, porque la verdad atemoriza", comentó.

La rabia y el orgullo vendió más de un millón de ejemplares en Italia y fue un best seller en Estados Unidos, pero no llegó a publicarse en países como Suecia porque su contenido xenófobo vulneraba la ley. Fallaci fue procesada y absuelta en Francia y condenada in absentia en Suiza. La fuerza de la razón resulta, en conjunto, aún más incendiaria que la obra anterior, aunque la autora asegure que esta vez no se entrega a la pasión, "sino a la razón". Fallaci califica de "filoislámicas" a la ONU y a la Unión Europea, afirma que Europa debería llamarse ya "Eurabia" y describe un continente supuestamente sumiso ante la poderosa inmigración musulmana y ante la arrogancia de los inmigrantes de religión islámica.

Alemania, según la periodista, "parece una sucursal del Imperio Otomano". En Suecia "se concede la ciudadanía a cualquiera que pueda susurrar Alá es grande". Hablando de España, donde "muchos llevan aún el Corán en la sangre" por los siglos de dominio musulmán y donde "se encuentran los terroristas mejor adiestrados", Fallaci cita el Albaicín de Granada como ejemplo de "feudo islámico ajeno a las leyes nacionales".

"La actual invasión de Europa no es más que un nuevo capítulo" de las invasiones árabes y otomanas que se han sucedido a lo largo de los siglos, dice Fallaci. "Los musulmanes no pueden entender la democracia", asegura, y, dado que "se reproducen como ratas", pronto dominarán la sociedad y suprimirán las libertades occidentales. …










Publicado por Alejandro Mon