Archivo de artículos

LEY WERT: INICIO CURSO ESCOLAR: CAOS Y DESCONTROL: FALTA DE AUTORIDAD DEL GOBIERNO: CASTELLANO DEBE SER LA LENGUA VEHICUAR PRIMARIA Y OBLIGATORIA EN TODA ESPAÑA: INADMISIBLE SU POSTERGACIÓN O EQUIPARACIÓN A LAS LENGUAS VERNÁCULAS




A la séptima reforma educativa de la democracia, la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) la llaman ‘ley Wert’, en honor, o más bien demérito, de su impulsor, y también ‘la breve’, porque casi toda la oposición (salvo UPN, Foro Asturias y UPyD) ha asegurado por escrito que, en cuanto se lo permita el equilibrio parlamentario, será derogada. La aprobó el jueves el Congreso de los Diputados, sorteadas las 11 enmiendas a la totalidad y desestimadas las más de 700 parciales –ha incluido sólo 42 de los popularesy algunas de otros grupos, la mayoría de UPyD–, sólo con el voto favorable del PP. Ni siquiera sus aliados tradicionales –UPN y Foro Asturias- votaron a favor, y el 24 una huelga de padres, profesores y alumnos le hará frente en la calle. La LOMCE está pendiente aún de su paso por el Senado, donde aún se puede incluir alguna enmienda, en cuyo caso volvería al Congreso. El Gobierno, en cualquier caso, pretende que se apruebe antes de fin de año y que se ponga en marcha para el próximo curso. 
 



Castellano, lengua vehicular
El castellano es lengua vehicular en todo el Estado y las lenguas cooficiales lo son también en las respectivas comunidades autónomas”, reza el texto salido del Congreso. En aquellas comunidades en las que la enseñanza del castellano como vehicular no integre una “oferta docente razonable” en centros públicos y concertados, el Ministerio asumirá la escolarización de los alumnos que lo soliciten en centros privados, aunque luego repercutirá el gasto a la administración autonómica.

Ni Alemania, ni el Reino Unido, ni Estados Unidos, ni Suecia, ni Finlandia, ni Italia ... etc, ningín país civilizado posterga su idioma nacional por demandas nacionalistas: sólo el Reino de España. Pero el daño que esos falsos políticos hacen a esos niños impidiéndoles aprender el ESPAÑOL, hablado por más de 500 millones de seres humanos, es INCALCULABLE. Sólo un descerebrado hace cosa igual: SON UNOS DESCEREBRADOS. ... y que éso lo tolere el PP?Es inadmisible. El PP ha cavado su fosa.

Estas son sus líneas maestras: 1. Centros, padres, profesores, Consejo Escolar y director. El nuevo texto añade un párrafo al artículo 1 de la LOE, especificando que uno de los principios que inspiran el sistema educativo español es el “reconocimiento del papel que corresponde a los padres y tutores legales como primeros responsables de la educación de sus hijos” y su derecho “a elegir el tipo de educación y el centro para sus hijos”. También ahonda en la autonomía de los centros, que tendrán “la capacidad de identificar cuáles son sus fortalezas y necesidades de su entorno, para así poder tomar decisiones” sobre su oferta pedagógica. En cuanto al Consejo Escolar, formado por miembros de toda la comunidad –padres, alumnos, profesores– pierde funciones, como aprobar la programación general del centro o el despido de profesores en la concertada. Los directores, por su parte, ven reforzado su papel y serán reelegidos en función de una evaluación de su trabajo en la que entrarán los resultados de sus alumnos en las ‘reválidas’. 2. La autoridad del profesorado. Los profesores y directivos de los centros se consideran “autoridad pública”, y los hechos que constaten para adoptar medidas correctoras tendrán “valor probatorio”. 3. Tres tipos de asignaturas. En Educación Primaria, ESO y Bachillerato, se dividen en troncales, específicas y de libre configuración autonómica. En las primeras (Lengua, Matemáticas, Geografía e Historia…), el Gobierno determinará contenidos, criterios evaluativos y horario mínimo; en las específicas, los criterios evaluativos. Las de libre configuración autonómica, además de las clases en la lengua cooficial, serán especificadas por las comunidades en cuanto a contenidos y horarios.

Las incertidumbres por la Ley Wert marcan el inicio del curso


La Ley Wert vuelve a cargar en este curso de novedades el ya de por sí proceloso retorno a las aulas. El año pasado lo notaron los alumnos más pequeños, con el regreso de las antiguas Sociales y Naturales y, sobre todo, los cinco mil estudiantes vallisoletanos de tercero de Primaria que se enfrentaron a la primera reválida, con la que tuvieron que demostrar que habían adquirido los conocimientos mínimos necesarios para afrontar la recta final de la etapa. «Un 6% no tenía los niveles de competencia adecuados», según dijo después la Consejería de Educación.

La segunda fase de implantación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) arranca esta semana en Valladolid, con el inicio de un curso escolar, el 2015-2016, que también estará marcado por las sorpresas e incertidumbres que habitualmente genera entre padres, alumnos, docentes y centros en general.
 
Cerca de 84.000 estudiantes vallisoletanos comenzarán a desfilar por las aulas a lo largo de este mes

La norma –octava ley educativa desde el año 1970– afectará a gran parte de los84.000 escolares vallisoletanos (361.000 en Castilla y León) que a lo largo de este mes y de forma escalonada comenzarán a desfilar por las aulas. Se aplicará por vez primera en primero y tercero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y en primero de Bachillerato y terminará de implantarse en Primaria (se sumarán segundo, cuarto y sexto). Habrá nuevas asignaturas, se eliminarán otras (Educación para la Ciudadanía, por ejemplo) y se producirán más cambios en los libros de texto –algunos de los cuales todavía no están disponibles en las editoriales, pese a que los primeros alumnos, los más pequeños, se incorporarán a las aulas el miércoles, día 10–. La carrera de los padres será, pues, más a contrarreloj que nunca.

Debido a todo esto, «el programa del banco de libros Releo –implantado en 22 de centros públicos de Valladolid– está teniendo dificultades. Nosotros creemos que es más eficaz, a la larga también económicamente, entregar todos los libros a los centros educativos para que roten, porque la inversión puede ser de 20 millones de euros de una tacada, pero con ella se garantiza la gratuidad durante cuatro años», explica el portavoz del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza, Stecyl, Pedro Escolar, quien recuerda que en los momentos de bonanza recibían subvenciones en torno al 80% de los alumnos de la provincia de Valladolid.

También es cierto que el citado programa (para el que este curso se ha duplicado el presupuesto) ha propiciado una disminución del número de solicitudes. En total, 14.402 alumnos de Valladolid recibieron en marzo por este concepto subvenciones que oscilaron entre los 50 y los 100 euros. …
 
 

El caos de la 'Ley Wert'

El caos de la 'Ley Wert' afecta a los libros de texto



El curso que comienza en dos meses va a ser un caos. Dependiendo del territorio en que estudie un alumno, aprenderá con una ley educativa o con otra. Una decena de autonomías ha desvelado ya sus planes para no aplicar la Ley Wert en la ESO y Bachillerato. Son Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía,Canarias, Cantabria, Navarra, el País Vasco y Cataluña.
Éstas son las autonomías que forman el frente antiLomce, al que también pertenecen el Gobierno en funciones de Asturias y laComunidad Valenciana. Estas dos regiones se oponen a la reforma educativa, pero aún no han concretado qué harán, mientras que las otras han hecho explícito su propósito de destejer lo tejido en los últimos cuatro años por José Ignacio Wert.

Frente a este grupo se han quedado en minoría las populares Galicia,Castilla y León, Murcia, Madrid y La Rioja, que defienden la reforma educativa, aunque no todas con el mismo entusiasmo. En elGobierno castellanoleonés, por ejemplo, dicen que la ley hay que cumplirla, pero añaden que "no hay una decisión tomada" sobre cómo lo harán.La norma que se puso en marcha en 2014/2015 en los cursos impares de Primaria tendría que estrenarse el próximo mes de septiembre en los cursos pares de esta etapa (de seis a 12 años) y en los cursos impares de la ESO (de 12 a 16 años) y de Bachillerato(de 16 a 18 años), pero ni los profesores ni las familias saben muy bien qué tienen que hacer.
 
Fuentes del Gobierno y del PP expresan su "preocupación" por esta situación. La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) se manifestó ayer en el mismo sentido, mientras que las editoriales de libros de texto han amenazado con acudir a la Alta Inspección e interponer acciones legales contra las comunidades rebeldes.

El problema es que no está claro que esta insumisión a la Ley Wertsea ilegal, porque la norma con el nombre del polémico ex ministro da bastante margen de actuación a las autonomías. Les permite, por ejemplo, poner las asignaturas que quieran o rebajar dentro de un límite la carga horaria de determinadas materias. En el País Vasco se ha estado todo este curso impartiendo Conocimiento del Medio, una asignatura que quitó la Lomce, sin que la Alta Inspección haya actuado contra esta comunidad. Y Andalucía también ha resucitadoEducación para Ciudadanía dentro del bloque de materias de libre configuración autonómica mientras el Ministerio se encogía de hombros. A eso se aferran ahora algunas comunidades: advierten de que van a cambiar los currículos, pero en el marco de sus "competencias" y cumpliendo los "mínimos" de la Lomce: …



Un comienzo de curso que ejemplifica el descontrol del modelo educativo

EL INICIO del curso escolar 2015/2016 es el mejor ejemplo de la imperiosa necesidad que tiene España de reformar su modelo educativo. Conviene recordar que se implanta la enésima reforma de la educación obligatoria en la democracia y no está presente el ministro que la diseñó. Pero lo verdaderamente inaceptable es que la Ley Wert, la Lomce, que se pone en marcha estos días en Secundaria nace muerta. El sucesor de Wert, Íñigo Méndez de Vigo, ya ha anunciado que aspectos clave de la nueva ley –como la enseñanza del castellano en todas las autonomías o las controvertidas reválidas– necesitan ser consensuados con otros grupos políticos, por lo que en caso de victoria del PP, muchos preceptos serán papel mojado. Si, por el contrario, hay un cambio de partido en el Ejecutivo tras las elecciones de diciembre, ni que decir tiene que la Lomce habrá pasado a la historia casi sin aplicarse. 

Con este panorama es fácil concluir que será muy difícil avanzar en las clasificaciones internacionales y homologarnos de verdad a los países de nuestro entorno hasta que los partidos se decidan de verdad a sacar la educación del debate político cortoplacista y se sienten a planificar un modelo a largo plazo coherente con las necesidades laborales del país. En este curso la realidad parece que supera a la ficción. No se entiende que la Lomce se implante en cursos que no son consecutivos –los pares en Primaria y los impares en la ESO– y no se vaya a desarrollar de forma similar en todas las comunidades autónomas. Andalucía, Cataluña y el País Vasco no la han puesto en marcha en Secundaria, mientras que Aragón ha dicho que no va a aplicar la ley. Las reválidas, que el ministro Wert consideraba un elemento clave en el nuevo sistema, de momento sólo se han concretado en una, que se hará al finalizar 6º de Primaria, pero no tendrá consecuencias académicas en el curriculum del alumno. A esto se une también el eterno pulso entre Religión-Educación para la Ciudadanía, en el que cada comunidad autónoma ha hecho de su capa un sayo para aplicar lo que ideológicamente más le conviene. 

Todo este descontrol llega a los libros de texto, como publicamos hoy, que cada año suponen un gasto mayor para las familias. Los libros tienen una vigencia de cuatro años, pero los cambios legislativos la reducen en la práctica, por lo que es imprescindible el mantenimiento en el tiempo de las leyes. A la vez, sería fundamental facilitar también una cierta coherencia: no tiene sentido que en España existan 17 libros de texto del mismo curso de Matemáticas, uno por autonomía. Los editores calculan que un texto único en todo el país abarataría el coste de cada volumen un 30%. Es el momento de exigir altura de miras a los políticos porque el cambio educativo debe ser una prioridad.



El sistema educativo finlandés ... el mejor valorado del mundo ¡¡¡


Para ser profesor en Finlandia hay que obtener una calificación ALTÍSIMA ...¡¡¡ ...Vea y escuche éstos videos.








Publicado por Alejandro Mon