Archivo de artículos

FELIPE VI: UN REY CONSTITUCIONAL: UN COMPORTAMIENTO CONSTITUCIONAL EJEMPLAR: QUE TOMEN NOTA ... LOS POLÍTICOS



Reconocimiento al Rey
 

El 26 de abril el Rey puso fin a la legislatura actual, al comunicar al Presidente del Congreso que no propondría ningún candidato para una nueva sesión de investidura, por lo que la convocatoria de elecciones será publicada en el BOE el día 3 de mayo y las elecciones se celebrarán el 26 de junio. 

A lo largo de los últimos cuatro meses, todos los ciudadanos hemos manifestado y escuchado un sinfín de opiniones sobre los partidos, los candidatos y los posibles pactos de gobierno. A medida que unos y otros se posicionaban, parecía como si unas opciones tuvieran más posibilidades que otras. Al igual que, si eran a favor o en contra de nuestro pensamiento político, nos gustaban más o menos. Y al final de este insensato peregrinaje se ha impuesto la sinrazón: nuevas elecciones.

 
Pasado el 26 de junio tendrán que decidir los que no fueron capaces de hacerlo ahora, pero con un alto coste económico para los ciudadanos


No sé qué pensarán ustedes, pero en mi opinión lo que la mayoría de españoles votaron el 20 de diciembre, confundidos o no, fue que no querían mayorías absolutas y que reclamaban a los diferentes partidos políticos que llegasen a acuerdos para que nuestro país pudiera ser gobernado en la dirección que más interesase a España y a los españoles. Pero como decía aquel eslogan promocionado por Manuel Fraga en la época en la que fue ministro de Información y Turismo durante los años sesenta: “Spain is different”. Y efectivamente lo …




Y, como les decía, ruego que me permitan loar la figura del actual Rey, porque creo que representa a la única institución que a lo largo de los últimos cuatro meses ha sabido estar en su sitio y comportarse como debía, la Corona; representada por su titular el Rey Felipe VI.



No me cabe la menor duda de que llegará el día en que los españoles tendremos que pronunciarnos sobre la forma de Estado, monarquía o república, pero en tanto eso ocurra, viendo a los políticos actuales y siguiendo con mi pragmatismo habitual, que en este caso no es otro que lo que más le interesa a España, quiero reiterar mi reconocimiento y agradecimiento a la Corona como institución y a su titular, el Rey Felipe VI.
SIGUE LEYENDO … más en www.asturiasenred.es
Por Raimundo Abando Tartiere
  
El Rey que no ‘borboneó
Si de algo tuvo tiempo Felipe de Borbón hasta que, a los 44 años de edad, le sobrevino el trono de España, fue de estudiar Historia. No por casualidad, colocó en su despacho el retrato de su predecesor preferido y más ilustrado, Carlos III. Pero dejó escondido en el recuerdo la foto de su propio bisabuelo, Alfonso XIII, despachando con el dictador Miguel Primo de Rivera meses antes de su irreversible exilio de España.

Es curioso que el popular Rafael Hernando evocara días atrás al general para afear al líder de Ciudadanos su propuesta de un candidato independiente a la presidencia del Gobierno. Pero boutades aparte, lo cierto es que el fantasma del pasado planeó estos cuatro meses por los montes de El Pardo, y que el Rey ha aprendido de los errores de sus mayores. Más aún, que el nuevo Borbón ni ha borboneado ni ha aceptado siquiera consejos de familia que le apartaran de la asepsia de su libro.

En ningún artículo de la Constitución está escrito que el Monarca deba o pueda mediar en la formación de Gobierno o en el simple auspicio de un acuerdo entre partidos, como sí ocurre en la monarquía parlamentaria belga o en la holandesa. «Voy a tener menos poderes que el Rey de Suecia», se quejó el Rey Juan Carlos a los políticos de la Transición, según cuenta Eduardo Álvarez.

Y sin embargo, eso es lo que mayoritariamente pensaba, tras el 20-D, la aún joven democracia española, crecida a la sombra de un solo Monarca que había sido aplaudido –antes de su declive final– por su singular complicidad con los políticos de su época. «Esto, con Juan Carlos, no habría pasado», fue la frase más repetida entre los populares, apelando a la experiencia del padre, en los días en que el nuevo Rey Felipe VI se jugó su puesto. O mejor dicho, en los días en que se lo aseguró para el futuro. Y es …


«Con las elecciones se ha evitado un mal mayor





Horas antes de que se disuelva oficialmente la legislatura, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, hace balance para LA RAZÓN de los cuatro meses que han pasado desde las elecciones generales de diciembre. Confiesa que dio definitivamente por hecho que no había otra salida a la repetición de los comicios el día en el que el líder socialista, Pedro Sánchez, perdió la votación de su investidura en el Congreso de los Diputados.



Pero las nuevas elecciones son «un mal menor», a su juicio, frente a las opciones de gobierno que se manejaban. Dice que se siente arropado por su partido y confía en que gobernará después del 26-J, porque los vetos del PSOE y de Ciudadanos no pueden repetirse de nuevo. El líder popular sentenció desde el día después de las elecciones de diciembre que sin un acuerdo PP-PSOE la aritmética parlamen parlamentaria no iba a permitir formar gobierno, y hoy se muestra tranquilo y muy confiado en las posibilidades de su partido ante el nuevo examen electoral. 

 


«Gracias a que teníamos unos Presupuestos, el país  apenas se ha resentido de la incertidumbre política»




La tranquilidad ha sido una de las señas de la actitud con la que ha vivido estos largos meses de negociaciones, reuniones y fotos, de las que su partido y él han estado ausentes. En su entorno se dejaba notar más nerviosismo, y hasta angustia por el miedo a que al final el PP se quedase fuera de La Moncloa. «Pero Rajoy aguantó, dejando que los adversarios acabaran equivocándose ellos solos», reflexiona uno de sus ministros. 
 
Pedro Sánchez, un trilerosabia que no podia conformar una mayoria para formar un Gobierno estable: engañó y mintió, deliberadamente al Rey Felipe VI. La "puesta en marcha del reloj institucional", a falta de previsión constitucional, de no haberse ofrecido ningún lider político, lo hubiera decidido el Tribunal Constitucional: el mérito que se atribuye Pedro Sánchez,  de haber desbloqueado la situación política, de limbo constitucional en que había caido el sistema,  provocada por la renuncia  de Mariano Rajoy a intentar conformar un Gobierno estable, es otra de las muchas falacias socialistas. Repito, hubiera sido el Tribunal Constitucional el que hubiera "puesto en marcha el reloj institucional"

Hoy Rajoy saca pecho por no haber participado en ese «teatro» y defi ende el acierto de su estrategia de no sumarse a esas negociaciones, e incluso la de no tomar decisiones cuando no se tiene claro a dónde ir. «A veces la decisión más difícil es no tomar ninguna decisión», comenta informalmente. Rajoy siente que ha ganado tiempo y que hoy está en una situación más ventajosa que la noche electoral de diciembre. No da margen a que se interprete que antes o ahora se le ha pasado o se le pasa por la cabeza la posibilidad de dar un paso atrás. … 

SIGUELEYENDO … más en www.asturiasenred.es






En España el gran problema que tenemos es el Partido Socialista (...En la crisis de la bolchevización del PSOE en 1933-34 ...): el "Partido Socialista", con Indalecio Prieto y Manuel Azaña,  nos llevó a la Guerra Civil en el 36 y, ahora, con Pedro Sánchez,  empeñado en liderar un nuevo frente popular,  quiere arrastrar a España a su desmembración. ¡Un descerebrado!

Después de lo que hemos vivido, es un error de libro el empecinarse en mantener la misma actitud de confrontación insuperable con la que se ha estado navegando los últimos cuatro meses. Ese no moverse de la posición en un gesto de terquedad que no le ayuda es la equivocación en la que Pedro Sánchez se empeña en seguir enrocado. Y es un error, primero porque no es el momento de repetir vetos como si aquí no hubiera pasado nada. Y segundo, porque esa decisión le vuelve a dejar en manos de lo que quiera hacer con él y con su partido el señor Iglesias, sabedor desde el minuto uno de que el socialista va a verse obligado a volver a mendigar su apoyo porque las demás salidas las tiene cegadas si persiste en su cerrazón.

 


Los políticos tiran 130 millones: su fracaso les 'obliga' a ser austeros de cara a la galería



Los "tres" del postureo mediático-político que nos han hecho perder cuatro meses en poder conformar un nuevo Gobierno de España: Alberto Rivera, Pedro Sánchez, el fantasma del circo mediático que engañó al Rey Felipe VI, y Pablo Iglesias, el comunista.
Su incapacidad para lograr de Gobierno durante cuatro meses ha obligado a los políticos a echar mano de la calculadora. Después los 130 millones de euros que costó la maquinaria electoral del 20-D más el gasto de campaña -que proviene de subvenciones-, las principales formaciones por fin se han puesto de acuerdo en una única cuestión: reducir los costes de una nueva campaña de cara al 26-J. Tanto es así, que los partidos están dispuestos a sentarse a hablar para reducir unos gastos que ellos mismos tenían en su mano evitar utilizar. 



AUSTERO es sinónimo de sobrio, grave, parco, frugal, moderado, templado, prudente, reflexivo, reposado, mesurado, económico, ahorrativo, riguroso, puritano, … contrario a derrochador, malgastador, manirroto, pródigo, desenfrenado, inmoderado, DESPILFARRADOR … Los gestores de las Administraciones Públicas “siempre” han de ser austeros, no despilfarradores de los dineros públicos obtenidos vía impuestos que tenemos que pagar, coactivamente, los contribuyentes. El gestor público ha de ser siempre AUSTEROsiempre: tanto en tiempos de “vacas gordas” como en tiempo de “vacas flacas Si el gestor público fuera "austero" nos bajarian los impuestos.

De hecho, el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, se ha sumado a esta idea reivindicando una campaña "más corta y austera" después de que su propia formación gastara cerca 12 millones de euros, la mayor cantidad de todas las que concurrieron a las urnas hace más de cuatro meses -PSOE 9 millones, Ciudadanos 4, Podemos 3,6 e IU 2,5 millones-. La misma línea ha seguido el ministro Cristóbal Montoro, que considera que la 'tijera' debe afectar a los grandes mítines, actos en los que el Partido Popular concentra parte de sus esfuerzos en campaña. Por su parte, María Dolores de Cospedal advierte de que el PP no reducirá el gasto en el envío de propaganda como han pedido Albert Rivera y Pablo Iglesias. …




Publicado por Alejandro Mon