Archivo de artículos

ARMENIA: 100 AÑOS DEL GENOCIDIO ARMENIO: TURQUIA




Genocidio armenio: 100 años de impunidad


Arriba: el gobernador otomano Haydar Pasha con sus soldados. Abajo: armenios antes de ser ejecutados. Abril, 1915 / Foto: Museo-Instituto del Genocidio Armenio.
Cuando Lemkin acuñó la palabra genocidio, lo hizo precisamente pensando en las atrocidades cometidas contra armenios bajo el régimen de Talat Pasha, en el que más de un millón de armenios fueron asesinados. A pesar de que en 1920 los tribunales militares celebraron en Constantinopla (hoy Estambul) los juicios que condenaron in absentiaa Talat Pasha —también a Enver Pasha, Cemal Pasha— por la concepción, organización y ejecución de las matanzas masivas contra el pueblo armenio, los tres escaparon de la justicia huyendo al extranjero. Años más tarde Soghomón Tehlirián, un armenio que sobrevivió a la matanza de su familia, asesinaba a Talat Pasha.

Las posteriores atrocidades cometidas durante el régimen nazi contra los judíos pusieron de manifiesto, una vez más, la necesidad de tipificar como delito contra el derecho de gentes(delicta iuris gentium) las conductas que comportan un peligro para la comunidad internacional en las cuales la voluntad del autor pretende, no solamente a lesionar al individuo, sino aniquilar la colectividad a la cual pertenece. Y esto es lo que sucedió en Anatolia, actual territorio del Estado turco.

 
Mehmet Talat Paşa, otomano, gran visir de Turquia. criminal, responsable de la deportación y masacre (mediante las caravanas de la muerte) de los armenios de todo el territorio de la actual Turquía.

Hoy, 100 años después del comienzo de la matanza, Turquía sigue negando el genocidio y los familiares de las víctimas sufren un luto incompleto. Y lo que es más grave, no se trata sólo de una postura oficial estatal, sino que está respaldada por la extraordinaria convicción de casi la totalidad de la ciudadanía que afirma que lo que el resto del mundo llama “genocidio” no fue más que una “catástrofe” o un “desastre”, conceptos que intentan eludir la responsabilidad que el Estado turco —como heredero del Imperio Otomano— tuvo como perpetrador, instigador y autor de los crímenes y violaciones que se cometieron contra más de un millón de personas con el fin último de llevar a cabo una limpieza étnica que terminara con las reivindicaciones nacionalistas de esta minoría
.
Los familiares de las víctimas, y con ellos toda la humanidad, tienen derecho a ese reconocimiento de la realidad que rodearon los actos comenzados en 1915. Una realidad que refleja lo más oscuro del ser humano y que sólo a través de la memoria y la reparación podrá evitarse de nuevo. …



 

El genocidio armenio, la pregunta política


El genocidio armenio en fotos ...
Preguntas frecuentes sobre el genocidio armenio

El pueblo armenio fue víctima del primer genocidio en la historia del siglo veinte. El 24 de abril de 1915 fueron detenidos por el gobierno de los Jóvenes Otomanos más de dos centenares de intelectuales armenios. La violenta diáspora a la que fue obligada la minoría armenia dejó cientos de miles de muertos. El número de asesinados que varias fuentes citan ya en 1916 es de varios centenares de miles, cercano al millón. Cuando nos enfrentamos a crímenes de tales magnitudes y naturaleza, es necesario cuestionarse las propias preguntas que debemos hacernos. Se vuelve más necesario que nunca interrogarse sobre las causas políticas y sociales detrás del suceso.

Los llamados crímenes comunes normalmente pasan a formar parte de estadísticas generales; sin embargo, cuando hablamos de crímenes de Estado, hemos de comprender que éstos cuentan con sus propias estadísticas, al constituirse como un hecho singular en el desarrollo histórico. Al igual que los crímenes de Estado, también podemos decir que el crimen común es representativo de una situación económica y social determinada, pero su significación histórica es completamente diferente. El crimen común es un proyecto individual que busca encontrar un provecho personal en los márgenes de la sociedad y que no se plantea cambiar ningún aspecto del orden social. Por el contrario, el crimen de Estado es un proyecto colectivo con una significación colectiva que afecta a aspectos centrales del orden social. El crimen común es producto de un determinado proyecto de sociedad, los crímenes de Estado son parte constitutiva de un proyecto de sociedad. 


¿Por qué hemos introducido esta reflexión? Porque hemos de tener muy en cuenta la dimensión política del genocidio armenio para comprenderlo, más allá de las lógicas condenas morales, como lo que realmente es: una



 







 





GENOCIDIO ARMENIO: PRELUDIO LETAL DEL HOLOCAUSTO NAZI: LOS "JOVENES TURCOS" OTOMANOS: PRENAZIS














Publicado por Alejandro Mon