Archivo de artículos

ESPAÑA: DEMOCRACIA: EL PROBLEMA ES EL PSOE: INICIÓ LA GUERRA CIVIL: TRAIDOR A LA PATRIA






"España es una democracia... hasta cierto punto"



Un populista ofrece soluciones simples a problemas complejos. Un demagogocultiva el favor del pueblo halagando sus instintos primarios. Y un cuñao pontifica sobre todos los temas, cuando apenas sabe de nada.

Esos son los tres adjetivos que, como un mantra de bilis, repiten los detractores de Javier Cárdenas al hablar de él. Pero si de algo anda sobrada España es de populistas, demagogos y cuñaos. Entonces, ¿qué hace especial al locutor más incendiario de la radio española? ¿Cómo se ha convertido en gurú del votante cabreado? Y, sobre todo, ¿por qué su show matutino, Levántate y Cárdenas, es el que más ha crecido en España en los últimos años?

La solución al enigma hay que buscarla en el modesto estudio de Europa FM en Las Ramblas de Barcelona. Allí, el locutor aparece un miércoles a mediodía enfundado en el uniforme de Javier Cárdenas: pantalón prieto, zapatos de boda y una camisa dos tallas pequeña que remarca su torso cincelado en el gimnasio.Hoy cumple unos envidiables 46 años y lo celebra con un palizón: presenta dos entregas de su programa en un sólo día. La primera se emite en directo; la otra, a cuya grabación asistimos, a la mañana siguiente.


De democracia, déme cuarto y mitad
Después de mucho darle al caletre, pensando de dónde venimos y sobre todo por qué no podemos ser un país adelantado, cuando ya gozamos de una democracia que ha tenido su asiento hace dos siglos aunque existan episodios que la han interrumpido y creyendo que en los países del norte de Europa ,también la corrupción ha hecho mella en ellos, aunque no en la misma proporción debido a su mayor nivel cultural y de respeto a las leyes, creo que por fin he dado con el quid de la cuestión, o al menos con uno de ellos, pero que a mí me parece fundamental.

 Claro que como suele ocurrir, de puro simple, lo tenemos ante nuestros ojos. Viajamos en trenes fantásticos que en menos de dos horas pueden llevarnos desde el centro del país a gran parte de las ciudades periféricas y lo mismo ocurre con la espléndida red de carreteras de que disponemos muy superior a la británica y parecida a la francesa o a la alemana. Somos un país más barato, una forma de depreciar nuestra moneda común, que esos del Septentrión por eso, entre otras cosas, lo llenan en verano.

Vivimos de la fachada, porque ni los gobernantes ejecutan su labor ni a la sociedad civil parece que le importe.


Tenemos aeropuertos extraordinarios, con capacidades que no se podrán llenar en años a pesar de los vuelos continuados que aterrizan en nuestro país, aeropuertos nos sobran porque los caciques han querido tener uno al lado de su terruño. Por todo ello, en general debemos estar satisfechos, con la excepción de que lo pagarán nuestros descendientes. 

Somos miembros de los organismos internacionales más importantes, entre ellos la OTAN (aunque dejando Ceuta y Melilla fuera de su paraguas protector) y de la Unión Europea y hemos gozado durante mucho tiempo de Fondos de Ayuda al Desarrollo que han permitido cambiar nuestro país. 

¿Por qué no somos capaces de tener una élite política, cultural, científica que dirija nuestro país hacia un país de corte europeo, avanzado, donde se respeten las leyes, no se discuta cada cinco minutos si somos un país o diecinueve, después de ser la nación más antigua de Europa? ¿Por qué cuando ingresamos en “Europa” nos volvemos a desenganchar de nuevo del tren del progreso, y volvemos de nuevo a las luchas pueblerinas que nos impiden de nuevo avanzar?, como si no hubiéramos pasado por cuatro guerras civiles (tres carlistas), dos dictaduras, dos repúblicas, ¿es que no hemos aprendido nada? …



La tragedia de España: otra vez en manos del PSOE


Es difícil encontrar en nuestra Historia, rica en ferocidades, una competición de traiciones, una sucesión de ignominias y una carrera de desprecios al pueblo español como la que en los últimos días vienen protagonizado Pedro Sánchez, Secretario General del PSOE, y Pablo Iglesias, caudillo de Podemos. 


El Socialista, 10 de noviembre de 1933
El chantaje de la izquierda – (El PSOE provoco la guerra Civil)
Ambos se han arrastrado a los pies del grotesco Puigdemont o Masdelomismo, nuevo presidente de la Generalidad golpista de Cataluña, ambos criticaron al Rey por no recibir a Carmen Forcadell, Presidenta del Parlamento de Cataluña que se declaró fuera de la Constitución el 9 de Noviembre y que quiso humillar al Jefe del Estado entregándole el diktat golpista; y ambos han competido entre sí y con los gusanos al arrastrarse por el légamo del separatismo catalán para ofrecer a Puigdemont un referéndum en el que Cataluña podría decidir el mantenimiento de la unión o el comienzo de la disgregación de España. 

 

 Ni los más lerdos dirigentes socialistas ni los más sectarios jefes comunistas habían llegado nunca a tal extremo de sometimiento a un proyecto político cuyo único destino lógico sería la disolución de la Generalidad y la cárcel para los cabecillas del Golpe.

Es costumbre del PSOE dividirse entre reformistas y revolucionarios, primero tras el nacimiento de la URSS, luego, tras la égida de Stalin; y fruto de esa perpetua guerra civil interna fue la Guerra Civil de 1936. Su raíz está en la "bolchevización" del partido tras perder las elecciones en 1933, provocar el golpe de Estado junto a la Esquerra en 1934, unirse al PCE en el Frente Popular de 1936 y luego seguir peleándose dentro del bando "rojo", hasta que la guerra terminó con el golpe del socialista Besteiro contra el socialista Negrínen 1939. En el exilio, las dos facciones repartieron odio y botín entre la SERE negrinista y la JARE de Prieto.


Que el submarino iraní y agente venezolano Pablo Iglesias, que se licúa en las herriko tabernas y llama al Himno Nacional "cutre pachanga fachosa", se alíe con los enemigos de España y la libertad es normal. Pero es desolador que lo haga, que vuelva a hacerlo, un Secretario General del PSOE. Recordemos que este partido, filial marxista de la II Internacional, fue fundado en 1879 –sólo cinco años después de la forja del régimen de monarquía parlamentaria por Cánovas y Sagasta, que liquidó las guerras carlistas e instauró un poder civil durante medio siglo, pero que fue combatido siempre por el partido de Pablo Iglesias I. 

Es costumbre del PSOE dividirse entre reformistas y revolucionarios, primero tras el nacimiento de la URSS, luego, tras la égida de Stalin; y fruto de esa perpetua guerra civil interna fue la Guerra Civil de 1936.
Decoración de la Puerta de Alcalá (Madrid) durante la Guerra Civil... comunismo estalinista.
Su raíz está en la "bolchevización" del partido tras perder las elecciones en 1933, provocar el golpe de Estado junto a la Esquerra en 1934, unirse al PCE en el Frente Popular de 1936 y luego seguir peleándose dentro del bando "rojo", hasta que la guerra terminó con el golpe del socialista Besteiro contra el socialista Negrín en 1939. En el exilio, las dos facciones repartieron odio y botín entre la SERE negrinista y la JARE de Prieto. …


















Publicado por Alejandro Mon