Archivo de artículos

CASO BANKIA: TARJETAS BLACK: LA CASTA: GESTIÓN DESCONTROLADA: CORRUPCIÓN SISTÉMICA: ROBO Y SAQUEO A LOS CONTRIBUYENTES



Resultado de imagen de tarjetas black bankia delincuentes

Las caras y cifras de los protagonistas del expolio de Caja Madrid y Bankia

Los imputados que gastaron 15,5 millones en ocio y lujo en 13 años ...LISTADO

Resultado de imagen de tarjetas black bankia delincuentes
Lo que circula por la red ...
Los fiscales solicitan que se analice “la existencia de unas tarjetas de crédito proporcionadas por Caja Madrid inicialmente, y después por Bankia, a algunos de sus consejeros y directivos, fuera del circuito normal de otorgamiento de tarjetas de empresa y que [...] habrían sido utilizadas en algunos casos para fines no vinculados con la actividad de la entidad”. La fiscalía anticorrupción enviaba este escrito, adelantado por EXPANSIÓN el 1 de octubre de 2014, al juez Fernando Andreu, de la Audiencia Nacional, y se aceleraba la investigación de uno de los mayores escándalos financieros de la historia: las tarjetas black. 
Ayer arrancó el juicio y, por primera vez, se sentaron en el banquillo los 65 exejecutivos y exconsejeros de Caja Madrid y Bankia, entre ellos, los presidentes de ambas entidades, Miguel Blesa y Rodrigo Rato. Se les acusa de apropiación indebida y administración desleal. Los imputados se gastaron 15,5 millones entre 1999 y 2012 en joyerías, tiendas de ropa, restaurantes, viajes, ropa de marca o menaje del hogar. 
No obstante, el juez sólo juzgará la etapa posterior a 2003, durante la que los procesados se gastaron 12 millones. 
El juez instructor concluyó que las tarjetas fueron emitidas “sin respaldo contractual alguno”, que su uso “no tenía como finalidad gastos de representación” y que, consecuentemente, el dinero debía considerarse como una “retribución irregular”. 
La Fiscalía pide las mayores penas para Blesa, que gastó 436.688 euros con su tarjeta opaca y se enfrenta a una petición de seis años de cárcel y una multa de 108.000 euros. Pero es que además se le solicita el pago de una indemnización de 9,3 millones por los gastos autorizados entre enero de 2003 y enero de 2010. También para Rato, que se gastó 99.054 euros en hoteles de cuatro y cinco estrellas, accesorios de Louis Vuitton o compras en tiendas (una realizada en diciembre de 2010 por 2.439 euros).  

Resultado de imagen de tarjetas black bankia delincuentes

Las ‘tarjetas negras’ de Caja Madrid dejan un reguero de cadáveres



 Las tarjetas ‘black’, juicio a toda una forma de gestionar


 Resultado de imagen de tarjetas black bankia delincuentes

EL JUICIO por las tarjetas black no es el más importante al que se enfrentan los gestores de Caja Madrid y de Bankia. Los 65 acusados que se sientan desde ayer en el banquillo de la Audiencia Nacional defraudaron presuntamente unos 12 millones de euros con el uso personal y sin control de esas tarjetas opacas, mientras que el rescate de Bankia ha costado alrededor de 22.000 millones de euros, muchos de los cuales no se van a recuperar. 

Pero sí es el más significativo y el más mediático porque pone nombres y apellidos a una nefasta forma de gestionar las cajas de ahorros, en la que políticos de todos los signos, sindicatos y otras organizaciones sociales administraron unas entidades para beneficio propio y de sus afines, fueran empresas o particulares. Se asumieron inversiones ruinosas, se concedieron créditos sin valorar los riesgos, se captaron ahorros de clientes sin informarles, se multiplicaron los sueldos de los directivos... Fruto de esa nefasta gestión, las cajas hoy han desaparecido y unos 300 directivos y consejeros se hallan inmersos en procesos penales. Y todo ello ha costado más de 50.000 millones de euros de dinero público. 

Como decimos, el caso de las tarjetas black es paradigmático en este sentido. Se encuentran ante el Tribunal los principales administradores de Caja Madrid, primero, y de Bankia, después, junto con consejeros representantes del PP, del PSOE, de CCOO y de UGT, de organizaciones empresariales como CEOE y otras entidades sociales. Todos se enfrentan a penas de prisión que oscilan entre los seis años de Miguel Blesa y el año para los acusados que hicieron menos uso de las tarjetas.
Evidentemente, no todos tienen la misma responsabilidad penal en este proceso. Hay casos que parecen claros, como los de los ex presidentes Blesa y Rato. El primero, porque «consagró un sistema retributivo que carecía de todo amparo legal», en palabras del fiscal del caso: «Cada uno de los miembros de la comisión de control tiene una tarjeta Visa de gastos de representación, black a efectos fiscales», se lee en el correo electrónico, clave en este proceso, de 1 de septiembre de 2009 entre directivos de Caja Madrid. En el caso de Rodrigo …


Los acusados se revuelven

Resultado de imagen de tarjetas black bankia delincuentes



«BFA, Bankia y el Frob deberían ser expulsados como acusación particular». Así de contundentes se mostraron las defensas de los 65 acusados en el caso de las tarjetas black, en el primer día de un juicio que continuará hasta el próximo 9 de diciembre y que ayer se prolongó durante más de ocho horas. 

Con una hora y 15 minutos de retraso –la cita congregó a más de 120 personas en una misma sala–, el tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, presidido por la magistrada Ángela Murillo junto a los magistrados Teresa Palacios y Juan Francisco Martel, dio la palabra a los representantes de los imputados. «¿Las acusaciones quieren proponer nuevas pruebas?», preguntó la juez.

Dicho esto, y de uno en uno, ninguno cejó en su empeño por demostrar que ni la entidad financiera, ni su matriz Banco Financiero y de Ahorros, ni el Frob (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) están legitimados para ejercer la acusación particular contra ellos, ya que no habrían sido ellos las víctimas del despilfarro. 

Fue Hilario Hernández, el abogado del que fuera ex secretario de Estado de Hacienda y ex consejero de Caja Madrid, Estanislao Rodríguez-Ponga, el que marcó la pauta y puso sobre la mesa la denuncia sobre «la inexistencia de legitimidad de Bankia y el Frob para estar como perjudicados». 

«Bankia y el Frob están pretendiendo, sin duda, ser las agraviadas», alegó la defensa de Rodríguez-Ponga, acusado de gastar 255.372 euros. «¿Pueden serlo las dos a la vez? Es imposible», insistió, para después advertir de que «fue Caja Madrid la que atendió al pago de las tarjetas». En este sentido, el letrado recordó que «todo se produjo con anterioridad a la segregación de BFA y Bankia», por tanto, ninguna de las dos entidades «pudo satisfacerse, porque no existían». En palabras de Hernández, «las tarjetas siguieron contabilizándose en Caja Madrid, en ningún caso en BFA o Bankia. No tienen legitimidad para denunciar por los hechos investigados». «No es posible percibir ningún perjuicio en Bankia», concluyó.

Las defensas alegaron que pese a la creación de Bankia, Caja Madrid «mantuvo su personalidad jurídica propia», que no fue heredada por Bankia, sino por la Fundación Caja Madrid. «La única sucesora de Caja Madrid es su fundación. El acuerdo de segregación permitió a Caja Madrid seguir actuando por su cuenta, si bien con las funciones muy cercenadas», añadió el letrado.

«Los gastos se produjeron antes de que Bankia tuviera vela en este entierro», se jactó Hernández. Atendiendo a este criterio, la fundación sería la única que …


Resultado de imagen de blesa y rato
Miguel Blesa, inspector de Hacienda, expresidente de Caja Madrid, y Rodrigo Rato, expresidente de Bankia
¡Vaya pájaros!












Publicado por Alejandro Mon