Archivo de artículos

ASTURIAS: EL CALATRAVA: VALENCIA DE DON JUAN: LA PISCINA: ARECES Y GABINO



“Yendo a la piscina de Valencia”

Los negocios de Vicente Álvarez Areces y Gabino de Lorenzo en el Calatrava

 El Calatrava costó 360 millones de euros, cinco veces más de lo presupuestado

Los "extraños" maridajes urbanísticos, perpretados por Gabino de Lorenzo

Antes de que los ladrones, proclamándose del progreso y de otros camelos políticos, acabaran con instituciones muy queridas por sus meritadas funciones para la ciudadanía, muchos asturianos, apretados los cinturones, subían por los empinados vericuetos del Puerto de Pajares, para lo que se llamó “secarse” en tierras de León, de cuentos cazurros y filandones. Lo hacían, subiendo, a trancas y barrancas, en “cochecitos lerés” de entonces, de tracción trasera, los Renaults 4/4 o 5/5 (Dauphine), que vendía, por concesión, don Abundio Gascón, el de la calle Campomanes (Oviedo), al precio de casi cien mil pesetas la unidad.

Ya en lo alto, en Arbás, a escasos metros del Restaurante “Casa Quico”, insuperable en lentejas estofadas y carnes guisadas, que fue arte de la esposa y cuñada de Quico, con prestigio de gallardo y calavera, Sedes tuvo allí una fábrica de cementos, que hubo que cerrar por culpa de otra cementera, de más abajo, asturiana, que exigió la competencia perfecta: no tener competidor. Y es que Sedes, señoras y señores, tuvo cementera allí y cerámica aquí, en La Argañosa (Oviedo). Fue rica y poderosa; sobrevivió a los caciques del franquismo, que son los mismos que ahora, pero que no resistió a lo del Calatrava de Oviedo y a los “calatraveños”, plenitud de mamones y babosos. Y es que lo que acabó con Sedes, hace unos años, pocos, fue “la caraba” o “el acabose”, según dicen los que saben.

Ya no vale cambiar cromos para eludir la lucha contra la corrupción

 Una pregunta:

 ¿quién o quiénes deberían dar explicaciones por lo de Sedes?

Más arriba de la cementera, ya en montaña, había una residencia para Ingenieros de Minas, y por allí corría Victorino Alonso, hijo de ingeniero, y más tarde, ingeniero él y empresario minero, mareante y “cachondeista” de fiscales, abogados del Estado e inspectores del Fisco.

Entre Santa Lucía y La Robla, antes de llegar a León, hay que pasar junto a la llamada “Casa Infantil Covadonga”, en Pola de Gordón, que allí, blanca y azul, milagrosamente sigue en pié, mirando a la montaña leonesa de enfrente. Una denominada “Asociación pro Gregorio Marañón-Casa Infantil Covadonga” organiza un reencuentro, en el mes de julio, de los niños y niñas que por allí pasaron (muchos de la Cuenca minera), para solucionar problemas respiratorios, en tandas y estancias trimestrales (lo último se pudo leer en LA NUEVA ESPAÑA, el lunes 3 de Julio).

De esa Asociación llama la atención lo de “pro Gregorio Marañón”. Está muy bien acordarse del doctor Marañón, sobre el que palabrean y hacen homenajes; en realidad, a don Gregorio Marañón lo que realmente preocupaba era El Cigarral de Toledo; ni la Casa-Infantil ni siquiera el Conde-Duque de Olivares que llegó a biografiar. Y de esa Asociación también llama la atención, con asombro, que olviden en los últimos reencuentros a la extinta, muerta, asesinada o asesinadita Caja de Ahorros de Asturias, que, con sus dineros –que salieron de ahorros asturianos, de nosotros– se hizo, entre otras (Fundación Vinjoy, las Policlínicas), la obra social de la Casa-Infantil Covadonga para desatascar bronquios y pulmones. Y esto, señores y señoras de la Asociación, deberían ustedes recordarlo, para así no parecer que pecan de ingratitud hacia la Caja o acreditar ser unos desmemoriados…


Por Ángel Aznárez, en La Nueva España (9.Julio.2017)










Publicado por Alejandro Mon

MONTORO: EQUIPO ECONÓMICO: NEPOTISMO Y TRÁFICO DE INFLUENCIAS: SEPI: PILAR PLATERO






¿Cuántos y cuáles, en su caso, han sido o son los contratos de la SEPI con "Equipo Económico?

Siete dirigentes han trabajado en Hacienda y en Equipo Económico
Los nexos entre Equipo Económico y el Ministerio de Hacienda son tan abundantes que las sospechas de nepotismo y tráfico de influencias han estado a la orden del día entre compañeros de Gobierno de Cristóbal Montoro. No solo lo hizo saber internamente el exministro de Industria José Manuel Soria, sino también otros ministros y secretarios de Estado, según ha conocido ABC.

Hay nueve nombres que vinculan al más alto nivel el Ministerio de Hacienda y el despacho de asesores: siete han sido dirigentes en ambos lados y otros dos tienen vínculos sanguíneos. Así, Cristóbal Montoro fundó el despacho en el año 2006 y trasladó parte de sus acciones a su hermano Ricardo, expresidente del CIS, en 2008. El actual subsecretario de Estado de Hacienda y jefe de gabinete de Montoro entre 2001 y 2016 es Felipe Martínez Rico, hermano del presidente y socio fundador de Montoro y Asociados / Equipo Económico, Ricardo Martínez Rico. Éste fue secretario de Estado de Presupuestos con Cristóbal Montoro como ministro entre 2003 y 2004. Hombre de su máxima confianza, antes había sido su director de Gabinete en la Secretaría de Estado de Hacienda y en el Ministerio.

El resto de la actual cúpula del despacho de asesores proviene del mismo Ministerio de Hacienda: Salvador Ruiz Gallud, ex director general de la Agencia Tributaria; Francisco Piedras, que fue director general del Gabinete Técnico en Hacienda; y Manuel de Vicente-Tutor, exdirector del Gabinete del director general de la Agencia Tributaria.

Además, Pilar Platero, que fue subsecretaria de Estado de Hacienda entre 2011 y 2016, proviene de Equipo Económico, mercantil de la que fue socia. Según publicaron varios medios, el año pasado fue nombrada presidenta de la Sepi «impuesta por Montoro».

La relación entre ministerio y empresa es tan estrecha que «hasta han compartido jefa de prensa», dicen a ABC fuentes del sector. Efectivamente, la actual directora de Comunicación del Ministerio de Hacienda, Ana Serrano, llevaba los asuntos de prensa de Equipo Económico….

SIGUE LEYENDO … más en www.asturiasenred.es
 

El Ministro de Hacienda, LEGALMENTE, no tiene acceso a la base de datos del contribuyente, por lo que no puede tener conocimiento de la situación fiscal del contribuyente, por lo que no puede hablar, ni en público ni en privado, de la situación en que se encuentre, EN SUS OBLIGACIONES CON EL FISCO, contribuyente alguno. Los empleados de la AEAT, asimismo, están OBLIGADOS a guardar SECRETO de los datos a que tengan acceso, por su trabajo, del contribuyente.


Los hermanos Ricardo Martínez Rico y Felipe Martínez Rico son hijos del Interventor del Estado, ya jubilado, Ricardo Martínez Serrate.













Publicado por Alejandro Mon